Público
Público

El ejército rescata a tres alpinistas tras la avalancha en el K2 que mató a once montañeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los servicios de rescate del Ejército paquistaní trasladaron hoy a la ciudad de Skardú (norte de Pakistán) a tres montañeros supervivientes en la tragedia del K2, que este fin de semana se cobró la vida de al menos once personas, dijo a Efe una fuente oficial.

"Dos helicópteros transportaron desde el campo base (a 4.900 metros de altitud) a dos alpinistas holandeses y a un paquistaní esta mañana", explicó el coronel Elliaz, quien agregó que "ya están siendo atendidos en el hospital" de Skardú, ubicado a unos 50 kilómetros del K2.

Según la fuente de los servicios de rescate, la operación se llevó a cabo "sin excesivas complicaciones debido a las buenas condiciones meteorológicas".

Elliaz agregó que en las próximas horas se procederá a rescatar desde el campo base avanzado, a 7.200 metros de altitud, al montañero italiano Marco, que "padece congelaciones de gravedad", y también a otro compatriota, Roberto, quien "no sufre mayores complicaciones".

Una avalancha de nieve el pasado viernes en la segunda cima más alta del mundo (8.611 metros) ha acabado ya con la vida de once montañeros, pertenecientes a al menos cuatro expediciones distintas.

Entre los fallecidos hay tres surcoreanos, dos nepalíes, dos paquistaníes, un serbio, un irlandés, un noruego y un francés, según confirmó a Efe el célebre alpinista paquistaní Nazir Sabir, quien está en contacto con algunas de las expediciones.

Por su parte, el alpinista austríaco Christian Stangl elevó a 12 el número de víctimas mortales.

"Los ánimos en la base están por los suelos. Cada equipo tiene uno o dos muertos. Actualmente se encuentran aquí entre 20 a 25 alpinistas, prácticamente todos se disponen a partir", dijo Stangl, citado por la agencia austríaca APA, desde el campamento base.

El accidente se produjo por el desprendimiento de un bloque grande de hielo, que mató a un expedicionario y arrastró una cuerda fija.

Un grupo de entre 25 y 30 escaladores que estaba por encima de ese punto se quedó entonces aislado y con muy pocas posibilidades de hacer un descenso seguro, según informó a Efe Alfredo García, miembro de la expedición española K2-Broadpeak, uno de cuyos integrantes, Alberto Zerain, hizo cumbre en el K2 y descendió hasta el campo base poco antes del accidente.

Podría haber más víctimas ya que varios montañeros están descendiendo la montaña en condiciones muy precarias, añadió.

Los seis miembros de la expedición española que afrontaron la escalada al K2 se encuentran a salvo y tienen previsto hoy su regreso a España, junto con dos compañeros que habían renunciado al asalto a la segunda cumbre más alta del mundo por pequeños problemas de salud.