Público
Público

El Ejército ruso vuelve a tomar un pueblo fronterizo georgiano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Margarita Antidze y Matt Robinson

Soldados rusos volvieron a ocupar el sábado un pueblo de Georgia cercano a la separatista región Osetia del Sur, obligando a retroceder a la policía georgiana y generando críticas de parte de los supervisores del alto el fuego de la Unión Europea.

Una misión de la Unión Europea que supervisa el delicado alto el fuego desde la guerra de cinco días en agosto contra Moscú solicitó a las tropas rusas retirarse de inmediato.

La misión sostuvo que su presencia en Perevi, un pueblo montañoso en el camino desde el oeste hacia Osetia del Sur, es "incompatible" con el alto el fuego mediado por la Unión Europea. Georgia aseguró que había al menos 500 soldados rusos presentes.

Las fuerzas rusas se retiraron en octubre desde una zona de separación contigua a Osetia del Sur, habiendo repelido en agosto un ataque del Ejército de Georgia en el territorio rebelde. Pero mantuvieron soldados en Perevi, ofuscando a Tiflis.

Las tropas se retiraron el viernes del pueblo de 1.100 habitantes. La policía georgiana ingresó tras ellas, pero los rusos regresaron al anochecer. Imágenes de televisión mostraron soldados descargando sacos de arena desde un camión y construyendo un puesto de control.

Osetia del Sur, reconocida como un estado independiente por parte de Rusia tras la guerra y que cuenta con su protección militar, acusó a Georgia de violar el alto el fuego al desplegar fuerzas especiales a la frontera.