Público
Público

El Ejército serbio, preparado para un empeoramiento de la crisis en Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejército serbio está preparado para un eventual empeoramiento de la crisis en el norte de Kosovo y tiene planes de prevención para si se ve amenazada la estabilidad regional.

Así lo afirmó hoy el jefe saliente del Estado Mayor serbio, general Miloje Miletic, al diario serbio "Novosti", ante la escalada de la violencia en los enfrentamientos entre los soldados de la fuerza de la OTAN en Kosovo, KFOR, y los serbios que han levantado barricadas para impedir que las fronteras kosovares con Serbia sean controladas por autoridades de Pristina.

"Creo que todos los factores relevantes políticos y de seguridad en la región son conscientes del peligro de la escalada de conflictos. Por eso es importante que prosiga el diálogo", advirtió.

Ayer, 25 soldados de la KFOR y varias decenas de manifestantes serbios resultaron heridos durante enfrentamientos desatados después de que las fuerzas del contingente aliado desmantelaran una barricada en el norte el norte de Kosovo.

En un comunicado, la KFOR destacó anoche que los manifestantes serbios "no pueden considerarse pacíficos, sino violentos y criminales".

Al menos dos soldados austríacos han sufrido heridas graves y uno de ellos tuvo que ser atendido por un hematoma pulmonar en cuidados intensivos, pero se ha recuperado lo suficiente para ser trasladado este martes a Austria, informó hoy el ministro austríaco de Defensa, Norbert Darabos, a la agencia austríaca APA.

Según Darabos, la reciente escalada de la violencia está provocada por "hooligans y mercenarios" enviados a la región, pero no sabe por quién.

El ministro austríaco afirmó que no hay responsabilidad por parte del Gobierno de Serbia y que la población local tampoco es violenta.

Las tensiones en el norte kosovar permanecen desde el pasado julio, cuando los serbios locales cortaron las carreteras de acceso a los puestos fronterizos de Jarinje y Brnjak en protesta por la decisión de Pristina de enviar policías de fronteras y funcionarios de aduanas a esos pasos con Serbia.

La KFOR está desplegada desde entonces en los dos pasos, que tras unos incidentes violentos el pasado verano declaró como "zonas militares", e intentó en varias ocasiones levantar las barricadas.

La semana pasada, hubo otros incidentes similares, que se saldaron con una veintena de soldados de la OTAN heridos.

Los serbios que viven en el norte de Kosovo se oponen a cualquier extensión de la soberanía de Kosovo, autoproclamada por la cúspide de la mayoría albanokosovar en 2008.

Miletic indicó que "no es de esperar que cualquier solución militar pueda ser duradera y estable", y señaló que espera que el diálogo entre Belgrado y Pristina -que se lleva a cabo bajo el amparo de Bruselas- lleve a una solución de los conflictos existentes.

Miletic declaró que la cooperación del Ejército serbio y la Fuerza de la OTAN en Kosovo (KFOR) es "profesional, y fundamentada en un acuerdo técnico-militar".