Público
Público

El Ejército de Siria continúa matando a los manifestantes

Cuarenta personas más mueren en dos días, víctimas de la represión militar en Homs y Derá

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Reino Unido todavía no ha decidido si apoyará las sanciones de la UE contra la industria del petróleo siria porque estima que el castigo puede afectar más al pueblo sirio que a los gobernantes. En cualquier caso, el aislamiento del régimen es cada vez mayor, aunque Asad todavía no ha dado ninguna muestra de querer dimitir.

En las manifestaciones que tuvieron lugar hoy en Homs, las masas corearon consignas contra el presidente, diciendo en una de ellas que se verían las caras en la Corte Penal Internacional de la Haya. Otra consigna de los manifestantes pedía la revancha contra el presidente Bashar al Asad y su hermano Maher, informó la agencia Reuters.

El Ejército llevó a cabo operaciones en Homs y su región, donde el viernes se cortó el suministro de electricidad, y donde ese mismo día se manifestaron miles de personas contra el régimen exhibiendo sus zapatos en alto en señal de enojo y desprecio.

Más de 40 personas han muerto en todo el país desde el viernes

Activistas sirios dijeron que más de 40 personas han muerto en todo el país desde el viernes. El mayor número de víctimas se ha registrado en Derá, la ciudad donde comenzaron las protestas a mediados de marzo, y también en Homs.

En Turquía, la oposición siria ha decidido que creará un organización conjunta para hacerse cargo del país en el caso de que caiga Asad. La oposición en exilio nunca ha dado muestras de unidad y sólo los Hermanos Musulmanes parecen contar con un apoyo importante en el interior del país.

Rusia ha rechazado las maniobras de Estados Unidos y la UE para deshacerse de Al Asad argumentando que el presidente sirio necesita tiempo para realizar las reformas necesarias para conducir el país hacia la democracia, unas reformas que el Gobierno de Damasco ha prometido varias veces en las últimas semanas. No obstante, la oposición se niega a dialogar con Asad y exige su dimisión sin condiciones, puesto que cree que no sería capaz de dirigir al país durante una transición democrática.