Público
Público

El Ejército sirio asedia la localidad de Maarra al Naeman, según los opositores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las tropas del Ejército sirio llegaron hoy a los alrededores de la localidad septentrional de Maarra al Neeman, que ya fue atacada por las fuerzas de seguridad el pasado día 10, según los grupos de activistas opositores.

Las redes "Sham" y "Flash" informaron de la llegada de refuerzos militares a esta localidad, objeto de una fuerte represión y ahora de un asedio similar al ocurrido en la ciudad vecina de Yisr al Shugur, donde las tropas irrumpieron hace dos días.

Las autoridades sirias aseguran que en Maarra al Neeman se esconden también grupos terroristas, autores de un ataque contra una comisaría el día 10 que causó varios muertos entre las fuerzas de seguridad.

Tras este ataque, las fuerzas del orden dispararon desde helicópteros contra la población civil de esta localidad, situada en la provincia de Idleb.

La violencia en esta provincia ha obligado a más de 8.500 sirios a buscar refugio en Turquía.

Por otro lado, el grupo opositor "La Revolución Siria contra Bachar al Asad" informó de que miembros del Ejército han desertado en la provincia de Deir el Zor.

El grupo muestra hoy en su página de Facebook un vídeo en el que aparecen dos camiones de transporte militar y un militar rodeado de gente que lo aclama en la ciudad de Al Qurria.

"El pueblo y el Ejército son una sola mano" y "El pueblo quiere la caída del régimen" son algunos de las consigan gritadas por los civiles que abrazan al uniformado.

El asunto de las supuestas deserciones de miembros del Ejército es controvertido, ya que mientras las autoridades sirias lo niegan, los grupos opositores han difundido varios vídeos de militares que confiesan haber abandonado el Ejército porque no estaba dispuestos a atacar a la población civil.

De hecho, los grupos opositores sugirieron que el ataque a Yisr al Shugur se debía a la deserción de varias unidades del Ejército que se habían unido a los manifestantes.

Por su parte, el régimen de Al Asad justifica el ataque con la acusación de que elementos terroristas no identificados causaron la muerte de 120 personas la semana pasada en esa ciudad.

Ninguna de esas informaciones pueden confirmarse independientemente debido al férreo control de las autoridades que han expulsado, detenido, amenazado y torturado a numerosos periodistas.

Además, las redes opositoras indicaron que en la ciudad de Hama un grupo de abogados, médicos e ingenieros se manifestó frente al Ayuntamiento para pedir la retirada de las tropas de las ciudades.

El grupo, compuesto por varias decenas de personas, coreaba "Si a la libertad y el cambio" y "No a una solución de seguridad", según un vídeo difundido por la red "Sham".

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, al menos 1.297 civiles y 340 efectivos del Ejército y de la policía han fallecido desde el inicio de las revueltas populares en Siria, similares a las desarrolladas en Egipto, Túnez, Libia y el Yemen.