Público
Público

La elección de Donostia, gobernada por Bildu, irrita al resto de candidaturas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La elección de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura 2016 ha irritado al resto de ciudades candidatas a esta nominación -Córdoba, Burgos, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria y Segovia- y, de hecho, algunos de sus representantes estudian impugnar la decisión del jurado.

Su presidente, Manfred Gaulhofer, esgrimió ayer como uno de los méritos el esfuerzo de la ciudad para superar su historia de violencia y que su designación podría contribuir al cese de la misma, lo que no ha sentado bien a las otras ciudades por entender que han imperado criterios políticos ante los proyectos culturales.

Unas palabras de calado que, nada más pronunciarlas, provocaron una reacción inmediata de los responsables de las candidaturas derrotadas, especialmente entre los de Córdoba y Zaragoza.

Tras la nominación, la exalcaldesa de Córdoba y actual ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, la calificó de "grave error" y lamentó que el jurado hubiese tenido en cuenta el argumento político de la pacificación.

Tanto ayer como hoy, el alcalde de Zaragoza Juan Alberto Belloch discrepó del fallo del jurado, por lo que ha anunciado su intención de estudiar "seriamente" la impugnación.

Horas después se ha conocido que el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, hará una "petición formal" de información y explicaciones al comité de selección y al Ministerio de Cultura para que concreten los motivos de la elección de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura para el 2016.

La propuesta de Belloch, que no descarta recurrir a los tribunales si el Ministerio les ignora, ha sido remitida al resto de ciudades candidatas para que se sumen a sus planteamientos.

Ésta y otras cuestiones son debatidas por las cinco ciudades derrotadas, que estudian crear una red de ciudades culturales que sirva para desarrollar lo mejor y más viable de cada proyecto.

De esta forma, pretenden aprovechar el trabajo realizado y establecer unas redes de colaboración y de programación cultural compartida.

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, ha desvelado estos contactos y ha reconocido que van a estudiar con detalle el informe del jurado.

Tras mostrarse convencido de que Córdoba hubiera sido la elegida con una decisión objetiva y técnica, Nieto ha indicado que en el fallo "ha habido otros objetivos" y que, por tanto, ha sido "subjetivo y excesivamente político".

En similares términos se ha expresado el director creativo de la candidatura de Segovia, José Tono Martínez, quien no es partidario de recurrir la decisión, mientras que el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, cree que no queda más remedio que aceptar el veredicto del jurado.

El debate se ha extendido también a los portavoces políticos.

Así, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha confesado que espera de Bildu "cualquier cosa", al igual que el responsable del partido en Álava, Alfonso Alonso, quien confía en que el escaparate que supone ser Capital Cultural no sirva para la proyección internacional de ETA-Batasuna.

Desde el PP vasco, su presidente, Antonio Basagoiti, ha mostrado su "alegría" por la designación y ha recordado al alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, que carece de mayoría y que "igual no está en 2016".

Al contrario que otros políticos que se han mostrado críticos con la elección, Basagoiti ha dicho que "bastante castigo tienen ya los donostiarras con tener un alcalde de Bildu".

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha calificado de "rastrero" que se intente "enturbiar" la designación de San Sebastián al vincularla con una decisión política y ha enmarcado estas críticas en unas excusas de mal perdedor.

Varios ministros, como José Blanco o los donostiarras Ángel Gabilondo y Cristina Garmendia, han evitado hacer valoraciones políticas y han apostado por la nominación que contribuirá a la propuesta de la ciudad de buscar la paz y de superar los conflictos.

La titular de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha dicho que la propuesta de San Sebastián era suficiente valiosa y potente como para superar a las demás, lo que ha atribuido al anterior equipo de Gobierno, encabezado por Odón Elorza, y ha rechazado que la decisión se ha tomado en los últimos días.

Precisamente, el exalcalde cree que las críticas a la elección son fruto del "calentón" del momento y ha pedido que no se politice este asunto porque "no se puede enmierdar una decisión cultural muy sólida".

Desde Bruselas, la Comisión Europea ha querido dejar claro que la elección se ha llevado a cabo "bajo el procedimiento establecido y por expertos independientes".

Un portavoz ha reconocido que el lema de la candidatura, "Cultura para la convivencia", ha sido un elemento que "se ha tenido en cuenta" y ha agregado que la ciudad "merecía" la capitalidad y que la UE no valora la victoria de Bildu en el Ayuntamiento.