Publicado: 15.05.2014 12:03 |Actualizado: 15.05.2014 12:03

Las eléctricas cobraron 310 millones de más a los usuarios en el primer trimestre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las eléctricas tendrán que devolver a sus clientes un total de 310 millones de euros en compensación por el sobreprecio respecto al mercado que pagaron por su consumo eléctrico a lo largo del primer trimestre del año, han informado fuentes del Ministerio de Industria. Esta regularización sólo afectará a los usuarios acogidos a tarifa (ahora denominada Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, ó PVPC), excluidos aquellos que se benefician del bono social, pues estos ya pagan precios por debajo de mercado.

Según cálculos de Industria, un consumidor tipo con una potencia contratada de 3,3 kilovatios (kW) y un consumo anual de 3.000 kilovatios hora (kWh) recibirá 25,5 euros.  Esta cifra se elevará hasta 33,2 euros en el caso de una familia media con dos hijos, con una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo anual de 3.900 KWh. Las eléctricas disponen como máximo hasta 31 de agosto para efectuar la devolución, que deberá hacerse en la primera factura que reciba el usuario con el nuevo sistema de facturación del PVPC, y vendrá claramente diferenciada en concepto separado de la factura. En el caso de que el consumidor ya esté en el nuevo sistema, recibirá la devolución en su siguiente factura.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este jueves la resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas que fija el precio del megavatio hora (MWh) al que deberán facturar los comercializadores por el consumo efectuado durante los meses de enero, febrero y marzo.

Así, el precio del MWh para los usuarios sin discriminación horaria será de 23,75 euros, mientras que el correspondiente a los que disponen de discriminación horaria de dos periodos oscilará entre 23,91 y 23,06 euros. En el caso de discriminación horaria supervalle, los precios del MWh serán de 23,91, 23,83 y 22,62 euros. El mercado eléctrico mayorista cerró el trimestre en un precio medio de 26,09 euros el MWh, muy por debajo de los 48,48 euros el MWh fijados por el Gobierno para el consumo valle y los 56,27 euros para el punta. De ese modo, las compañías eléctricas deberán devolver a los consumidores entre 13 y 22 euros por lo cobrado de más.

Los precios regulados, a los que están acogidos unos 16 millones de consumidores, se determina mediante la suma del componente energético (que ahora depende del mercado y antes se fijaba vía subastas), y los pajes (que son fijados por el Gobierno para remunerar costes regulados como la distribución, el transporte o las primas al régimen especial).

La subasta de diciembre, que negociaba la electricidad para el primer trimestre de 2014, fue anulada por el Gobierno después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) detectara "circunstancias atípicas". Ante esta situación, el Ejecutivo inició una reforma del mecanismo de subasta y fijó el importe del componente energético para el trimestre, al margen de la puja y en línea con las recomendaciones de la CNMC.

El nuevo sistema de PVPC (que permite pagar por lo que cuesta el MW cada hora) entró en vigor el pasado 1 de abril y las compañías eléctricas disponen hasta el 1 de julio para adaptar al mismo sus sistemas de facturación.