Publicado: 27.12.2013 17:42 |Actualizado: 27.12.2013 17:42

Las eléctricas dicen que la "artificial" subida de la luz va contra la normativa europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La patronal eléctrica Unesa ha denunciado que la fijación de un "precio político" para la energía dentro de la tarifa de último recurso (TUR) para el primer trimestre de 2014, aprobado este viernes por el Consejo de Ministros y que supondrá una subida del 2,3% en la tarifa de la luz , supone "un paso atrás" en la liberalización del mercado eléctrico e insiste en "cargar costes de errores políticos" sobre las empresas y consumidores.

Así, Unesa considera que Industria ha fijado un "precio artificial" que va en contra de las normativas europeas, lo que entraña, de hecho, "un riesgo importante para la liberalización". "La decisión se ha tomado, además, de manera precipitada, improvisada y, una vez más, sin establecer ningún cauce de diálogo con las empresas del sector", añade en un comunicado.

Para la patronal eléctrica, la aprobación de este Real Decreto en el mismo día en que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publica la Ley del sector eléctrico pone en evidencia "el fracaso de la reforma", ya que "no soluciona cuestiones fundamentales para el funcionamiento del sistema". Unesa confía en que se defina cuanto antes un "mecanismo definitivo" y en que la solución aprobada "sea meramente provisional y transitoria; ceñida, en concreto, al primer trimestre de 2014".

De esta manera, señala que el sistema eléctrico, la economía española y, sobre todo, el consumidor, necesitan una tarifa eléctrica que se fije de "manera transparente, que esté limpia de sobrecostes de errores políticos que no tienen que ver con el suministro, y establecida en el ámbito de un mercado totalmente liberalizado". Además, recuerda que "se siguen cargando costes políticos" en el recibo que paga el cliente eléctrico y destaca que menos de la mitad de la factura que paga el consumidor medio es energía consumida o costes de transporte y distribución. "El resto son cargas fiscales y, sobre todo, políticas de subvenciones sociales y políticas medioambientales que no deberían esconderse en el recibo eléctrico", destaca.

Asimismo, Unesa insiste en la necesidad de transparencia en lo relativo al informe de la CNMC sobre las causas que motivaron la anulación de la subasta Cesur ; "una subasta en la que las empresas de la asociación tienen una participación marginal, cercana al 10%", y considera que es "urgente" que se dé a conocer el resultado del informe.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) considera que la subida de la tarifa de la luz del 2,3% para enero anunciada por el Gobierno es "la peor noticia" y cree que el Ejecutivo debería "haber suspendido cualquier subida al menos hasta los meses de verano". En un comunicado, la asociación señala que algunas de las mejores perspectivas económicas para 2014 "se ven ahora de nuevo defraudadas" por este incremento, que "parece que no va a ser el último durante el próximo año".

Para UPTA, que considera "imprescindible" acabar con el actual sistema de aumento de precios con unas subastas eléctricas "cada vez menos transparentes", la hostelería y los talleres de reparación de maquinaria o automóvil son los sectores que notarán "más directamente" los efectos por los horarios continuados de apertura al público o bien por el porcentaje de coste que implica la energía eléctrica para el funcionamiento de la maquinaria. Así, estima que el efecto medio estará en estos sectores entre seis euros por cada punto de subida efectiva en el recibo de la luz mensual para un establecimiento medio de hostelería a más de 12 euros al mes en sectores auxiliares de la industria de pequeña dimensión.