Público
Público

Electromiografía permite predecir el trabajo de parto prematuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

La electromiografía (EMG)uterina no invasiva identifica el trabajo de parto prematurocon más precisión que los métodos clínicos en uso.

"Puede identificar a las mujeres que realmente sebeneficiarán con la aplicación temprana de la terapia contocolíticos, el traslado a un hospital con unidad intensivaneonatal y la administración de esteroides", resume el equipodel doctor Robert E. Garfield, del Hospital y Centro Médico St.Joseph, en Phoenix, en American Journal of Obstetrics &Gynecology.

Con Reproductive Research Technologies, de Houston, elequipo desarrolló un dispositivo para registrar las lecturas deEMG que aguarda la aprobación de la Administracin de Alimentosy Medicamentos de Estados Unidos. (La compañía no figura entrelos auspiciantes del nuevo estudio).

Los obstetras confían en los tocodinamómetros, que midenlas contracciones. El equipo aspira a que el nuevo dispositivoalgún día "reemplace el equipamiento clínico actual".

La mitad de las mujeres hospitalizadas por un partoprematuro terminan teniendo un parto a término. "Es como lanzaruna moneda si dependemos del diagnóstico clínico", dijoGarfield.

Al mismo tiempo, el 20 por ciento de las mujeres consíntomas, pero que los médicos no consideran que estén entrabajo de parto prematuro, tendrán un bebé prematuro.

"Esto lleva a tratamientos innecesarios, oportunidadesperdidas para mejorar los resultados neonatales e investigaciónmuy sesgada de los tratamientos", escribe el equipo.

Dados los cambios de la actividad eléctrica dentro delmiometrio durante el trabajo de parto, la EMG uterinapermitiría determinar si una paciente está realmente en trabajode parto y si tendrá o no un parto prematuro (antes de las 34semanas de gestación).

El equipo les realizó EMG a 116 mujeres dentro de las 24horas de hospitalización, incluidas 20 con trabajo de partoprematuro, 68 sin trabajo de parto prematuro, 22 en trabajo departo a término y seis sin trabajo de parto a término. Cincoinvestigadores distintos hicieron las EMG, que duraron 30minutos.

Las 20 participantes con trabajo de parto prematurotuvieron a sus bebés dentro de los siete días siguientes; susEMG revelaron una velocidad de propagación (VP) de 53 cm/seg, adiferencia de los 11 cm/seg en las mujeres que tuvieron a susbebés después de siete días.

Las frecuencias pico del espectro de potencia (EP) fueronde 0,56 Hz para las mujeres con trabajo de parto prematuro y de0,44 Hz para aquellas que no tuvieron un parto prematuro.Ningún otro parámetro fue distinto entre los grupos con y sintrabajo de parto prematuro.

Entre las mujeres con embarazo a término, el VP fue de 31cm/seg para las 22 pacientes en trabajo de parto, comparado con11 cm/seg para las mujeres sin trabajo de parto.

"Sería útil realizar un ensayo clínico prospectivo paraconfirmar estos resultados. También proporcionaría análisis másconfiables de los tratamientos y, eventualmente, llevaría alograr intervenciones más efectivas para prevenir losnacimientos prematuros", concluyó el equipo.

FUENTE: Amercian Journal of Obstetrics and Gynecology, 2010