Público
Público

Elena Ochoa se la juega por Madrid y abre el primer centro Ivorypress del mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Arriesga mucho pero a la editora Elena Ochoa le atraen irremisiblemente los obstáculos; por eso está persuadida de que ha acertado eligiendo Madrid por encima de Nueva York o Londres para establecer su primera sala de exposiciones y librería Ivorypress. "Será un punto de referencia mundial", ha pronosticado hoy en declaraciones a Efe.

Ivorypress Art+Books, que abrirá al público el 11 de febrero, es un "sitio donde pasan cosas, no una galería al uso", de 800 metros cuadrados, en la calle Comandante Zorita de Madrid, diseñado por el marido de Ochoa, Norman Foster, en una antigua imprenta y un garaje anexo que ellos encontraron "completamente derruidos".

Ochoa lo ha presentado hoy a la prensa, además del número 8 de la revista de fotografía semestral "C" y la primera exposición que se hace en España y la más extensa de las que se han dedicado al fotógrafo checo Miroslav Tichy.

"No me ha invitado nadie a venir, ni me ha presionado. He sido yo la que ha querido venir. De la solvencia del proyecto me encargo en solitario, soy yo sola quien lo financia y sostiene", ha asegurado en declaraciones a Efe Ochoa, que ha elegido la calle Comandante Zorita porque "no es una zona de compras ni de paso" pero está bien comunicada en autobús", y quiere que su negocio sea una "destinación", un lugar al que ir a propósito.

He optado por Madrid, frente a Nueva York, Londres, Zurich o Berlín, porque tiene la "absoluta y total confianza" de que en la capital española "saldrá adelante" porque es un lugar "superviviente", capaz de encarar momentos duros.

"Madrid es una gran desconocida por el momento", precisa la editora y psicóloga, que está convencida de que "a partir de ahora", el visitante "encontrará una ciudad en la que están Ivorypress, Arco, el Prado, el Reina Sofía o la galería Moriarty".

"Cuando empecé con Ivorypress y los cuadernos de artista hubo muchas personas que me dijeron que era una locura, y es un éxito, lo mismo que la revista, aunque jamás haya incluido publicidad ni la hayamos hecho. Cuando el producto es bueno, el boca a boca funciona y sobrevive por encima de todas las dificultades", resume.

"Es un riesgo pero la vida es un riesgo permanente, y estoy encantada de hacerlo. Cuantos más obstáculos encuentro, más atractivo es para mi", confiesa Ochoa, que ha estado acompañada en la presentación por el comisario de la exposición, Walter Keller, el editor de la revista, Oscar Mariné, director de arte de "C", e Ignacio Andreu, responsable "ideológico" de este número y el anterior.

"¿Qué queremos que sea este lugar dentro de 5 ó 10 años?. No lo se, pero sí quiero que sea un centro vivo, abierto a artistas, de la plástica, la escritura o la música, y galeristas.

El número 8 de la revista se dedica, según ha explicado a Efe Ignacio Andreu, a explorar con cierta radicalidad la constante e impredecible evolución de la contracultura y cultura pop, desde el Elvis de los 40 a los héroes más actuales, e incluye en su sección "Collector" fotografías de Demian Hirst, entre otros contenidos.

El comisario de la exposición dedicada a Tichy (1928) no tiene claro si la muestra es o no de fotografía. "En cierto sentido las imágenes son muy malas pero su importancia es que cuando las hizo, en los años 60, en la Checoslovaquia comunista; las hizo como con metralleta, como si fuera un acto de autodefensa".

Las imágenes, "un universo de desvarío en torno a las mujeres y al deseo, pura poesía", son de finales de los 60 y en ellas se aprecia que Tichy no puede ver bien lo que encuadra por lo "artesanal" de sus cámaras, algunas con chapas de refrescos como mecanismo de paso de carrete.

Estará abierta hasta abril, en mayo tomará el relevo el chino Ai Weiwei, y en septiembre, la artista israelí Michal Rovner.