Público
Público

Elena Salgado insinúa que Angela Merkel fomenta las turbulencias

La vicepresidenta asegura que "algunas declaraciones agravan la volatilidad de los mercados"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, insinuó ayer que una de las culpables de las turbulencias de la zona del euro es la canciller alemana, Angela Merkel, porque está presionando para que el ámbito financiero privado pague parte del coste de los rescates a partir del 2013. 'Sería muy fácil relacionar las fechas en las que se agrava la volatilidad de los mercados con algunas declaraciones públicas realizadas en el ámbito europeo porque nada ha cambiado en los fundamentales de nuestra economía ni en los de la de otros países vecinos', apuntó Salgado en referencia indirecta a las propuestas de Merkel.

La vicepresidenta, que inauguró ayer el III Encuentro de directivos CEDE celebrado en Girona, dejó claro que España está cumpliendo con los objetivos para llegar a la previsión de reducción de déficit. 'La ejecución presupuestaria avanza de forma plenamente compatible con el cumplimiento de la reducción del déficit a finales de año', aseguró.

Salgado también respondió a la Comisión Europea, cuyas previsiones ponen en duda que la economía española cumpla con el compromiso de reducir el déficit público hasta el 6% el año que viene. 'El objetivo del 6% del PIB es la primera prioridad, un objetivo incondicional y no está subordinado al cumplimiento de ningún otro aunque algunos analistas planteen dudas', afirmó Salgado. La vicepresidenta insistió en que la situación económica de España no es comparable a la de Irlanda o Grecia, los dos países que han sido intervenidos por la Unión Europea.

Según la responsable de la economía española, uno de los factores que ha provocado turbulencias en la economía ha sido el sobreendeudamiento. En este sentido, destacó que la petición de ayudas por parte del sistema bancario de Irlanda equivale a un 20% de su PIB, mientras que en el caso español se sitúa en poco más de un 1%. 'Ahora es necesario transmitir a los mercados los progresos realizados', avanzó la ministra, que considera positivo que el Banco de España haya solicitado la información sobre los activos que más preocupan a los inversores, entre los cuales están los inmobiliarios.

La ministra también reclamó a las distintas formaciones políticas, y en especial al Partido Popular, que ayuden a frenar la especulación y dejen de cuestionar la situación económica española. A su vez, hizo un llamamiento para que todos los sectores implicados actúen de forma responsable. 'Es necesario, dijo, un esfuerzo adicional para ser más transparentes'.