Público
Público

Se elevan a 127 el número de fallecidos en la provincia de Gansú, donde viajó Wen Jiabao

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 127 personas resultaron muertas hoy a consecuencia de los desprendimientos de terreno originados por las lluvias torrenciales en el distrito de Zhouqu, provincia de Gansú al noroeste de China, informó el Ministerio de Asuntos civiles.

Además, 76 personas resultaron heridas y unas 2.000 continúan desaparecidas mientras que 45.000 hubieron de ser evacuadas, según un comunicado del departamento provincial del Ministerio.

Según Mao Shengwu, director de la prefectura, a mediodía el nivel del agua en la ciudad de Chengguan había bajado 40 centímetros después de que la mitad de la localidad permaneciera sumergida en agua, barro y rocas.

El primer ministro chino, Wen Jiabao, viajó a la zona y según la cadena nacional de televisión CCTV las instrucciones del presidente Chino, Hu Jintao, son no escatimar esfuerzos para salvar el mayor número posible de vidas humanas.

Hu y Wen pidieron que se reparen lo más rápidamente posible las infraestructuras, principalmente las carreteras para asegurar el transporte de equipos de rescate y materiales mientras que el ejército y la policía trabajan en el desescombro y búsqueda de desaparecidos.

Comenzó a llover con fuerza hacia las 22.00 horas de ayer (14.00 horas GMT), la tierra se desprendió y se fue la electricidad, mientras que el río Bailong se desbordó y las aguas arrastraron a muchas personas, según las autoridades.

Peng Wei, jefe del cuerpo de bomberos de la zona, destacó que el distrito inundado está en el valle del río.

"Una tormenta comenzó casi a la medianoche y poco después el barro y las rocas cayeron y destruyeron casas y coches, que se convirtieron en barreras para frenar el desbordamiento del lago que se formó", añadió Peng.

Aunque en otras ocasiones hubo desprendimientos de terreno en la zona, los habitantes del distrito consultados por CCTV no recuerdan daños tan grandes.

19.000 personas residentes en las localidades de Shawan y Lianghekou fueron evacuadas y se estima que las inundaciones afectaron al menos a 50.000 habitantes de la zona y regiones cercanas ya que el lodo llega a alcanzar hasta un metro de altura.

Aunque las lluvias cesaron en el distrito, la oficina meteorológica de la prefectura pronosticó su reanudación para el martes y miércoles.

Dos helicópteros de los equipos de rescate sobrevuelan la zona y el comando de la Zona Militar de Lanzhou del Ejército Popular de Liberación (EPL) envió a grupos médicos y a 2.800 soldados a las áreas afectadas, según las autoridades.

Por otra parte, las autoridades de la provincia nororiental de Jilin anunciaron que en los dos últimos meses las inundaciones dejaron 85 personas muertas y 66 desaparecidas, además de que 82.000 casas quedaron destruidas y 198.000 más dañadas.

Desde que comenzó la temporada de lluvias, en la misma provincia resultaron afectadas más de 5 millones de personas y 1,5 millones de personas hubieron de ser evacuadas, según un comunicado del departamento provincial de Asuntos Civiles.