Público
Público

Elia Kazan recibe en Venecia un muy personal homenaje de Martin Scorsese

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cineasta estadounidense de origen griego Elia Kazan (1909-2003) recibe un muy personal homenaje de parte de Martin Scorsese en el documental "A Letter to Elia", que fue proyectado hoy fuera de concurso en el 67 Festival Internacional de Cine de Venecia.

La cinta, dirigida por Scorsese y Kent Jones, hace un recorrido por los aspectos más importantes de la vida personal y profesional del director de "Al este del Edén" (1955) o "Un tranvía llamado deseo" (1951), ganador de tres Óscar de Hollywood.

Durante la hora de duración de la cinta, Scorsese aparece en pantalla y se muestra sin tapujos para ser la voz narradora de una obra que pretende recordar al director que supo poner imágenes a los mismos procesos y experiencias que él vivió durante su adolescencia en Nueva York.

"El único modo en que puedo decirte lo que has significado para mí es seguir haciendo películas", afirma Scorsese en un muy sentido final en el que, por primera vez, se dirige directamente al difunto cineasta.

"A Letter to Elia" contiene además algunas declaraciones del propio Kazan grabadas en vida y recuerda también el difícil momento que vivió el cineasta cuando tuvo que comparecer hasta en dos ocasiones ante las autoridades estadounidenses por sus simpatías hacia el comunismo.

En la cinta, Scorsese explica también cómo conoció por primera vez a Kazan en 1964, cuando éste fue a impartir una charla a la Universidad de Nueva York en la que por entonces estudiaba.

Pero más allá de las vivencias personales, el cineasta recuerda la obra de Kazan, esa obra que, según él, destilaba una "potencia encantadora" y que le llegó a hablar de una forma que jamás pensó que nadie pudiera hacer.

Y en ese sentido, tres son los filmes que quedan de relieve por encima de los demás: "Al este del Edén", "Río salvaje" (1960) y "América, América" (1963), en el que Kazan aborda el fenómeno de la inmigración hacia Estados Unidos del que él se sentía parte.

"Ha sido uno de los artistas que me ha dado más seguridad a la hora de hacer mis propias películas", explica en el documental Scorsese, quien muestra además algunas fotografías que ya en los últimos años de vida de Kazan pudo hacerse con su tan admirado director de cine.