Público
Público

Elisabeth Goergl dice que ha salido todo como ella "quería"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La austriaca Elisabeth Goergl, que hoy, martes, ganó la primera medalla de oro de los Mundiales de esquí alpino de Garmisch-Partenkirchen al anotarse el supergigante, declaró, en la citada estación alemana, que venció porque le salió "todo" como ella "quería".

Goergl, doble medallista de bronce en los Juegos de Vancouver (Canadá), hace un año; y bronce en supercombinada en los Mundiales de Val d'Isere (Francia), hace dos, se mostró satisfecha tras imponerse en la exigente y helada pista Kandahar.

"Ha sido como un sueño. Ya desde niña quería estar en lo más alto del podio y escuchar el himno austriaco", explicó la nueva campeona mundial, hija de Traudl Hecher -medallista de bronce en los descensos olímpicos de Squaw Valley'60 (EEUU) e Innsbruck'64 (Austria)-, que cumplirá treinta años el próximo día 20 de febrero.

"Por fin ese sueño se ha convertido en realidad, porque si somos sinceros, hay que admitir que en unos Mundiales sólo vale el primer puesto", explicó Goergl, que ya fue una de las grandes atracciones el lunes en la Ceremonia Inaugural de Garmisch'11, durante la cuál interpretó la canción de los Juegos, "You're the Hero between Heaven and Hell" ("Tu eres el héroe entre el cielo y el infierno").

"He completado una carrera realmente buena, en la que he podido plasmar todo lo que tácticamente me había propuesto antes de tomar la salida", afirmó Goergl, nacida hace 29 años en Bruck an der Mur (Estiria) y cuyo hermano mayor, Stephan -olímpico en los Juegos de Turín (Italia) 2006, ganador de dos pruebas de la Copa del Mundo y en la actualidad está lesionado-, también forma parte de la selección austriaca.

"Sabía lo que tenía que hacer. Había que pelear toda la pista, atacar de arriba a abajo y meter toda la presión posible, en una pista muy inquieta. Ese tipo de condiciones se me dan bien", afirmó Goergl tras la victoria más importante de su carrera deportiva.