Público
Público

El Elíseo transmitirá a Chad la petición de gracia de los cooperantes del Arca de Zoé

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Presidencia francesa transmitirá "inmediatamente" a Chad, si la recibe, la petición de gracia de los seis cooperantes galos de la ONG Arca de Zoé condenados por intentar llevarse a más de cien niños africanos a Francia el pasado otoño.

Así lo indicó hoy el portavoz del Elíseo, David Martinon, después de que el presidente chadiano, Idriss Déby, se declarara dispuesto a "perdonar" a los seis cooperantes.

Los abogados de al menos cuatro de los seis cooperantes enviaron hace días peticiones de indulto al Elíseo para que las transmitan a Chad, según indicaron hoy a medios locales.

En la emisora "Europe 1", Déby dijo que estaba dispuesto a indultarlos rápidamente, si el Gobierno francés se lo pide.

El presidente chadiano precisó que no puede concederles la gracia por iniciativa propia, sino que debe ser a petición del Gobierno francés, conforme, agregó, al acuerdo de cooperación judicial entre los dos países.

"Evidentemente, si los miembros del Arca de Zoé condenados nos hicieran llegar una petición de gracia, la transmitiríamos inmediatamente a las autoridades chadianas", dijo el portavoz del Elíseo, a preguntas sobre las declaraciones de Déby.

Tras señalar que "hemos tomado nota" de estas declaraciones, el portavoz recordó que el derecho de gracia se ejerce "sólo si se pide" y precisó que no les incumbe a los Estados pedirla.

Mientras, la portavoz del Ministerio francés de Exteriores negó que la disposición declarada de Déby a indultar a los cooperantes esté relacionada con el apoyo que recibió de Francia para hacer frente a la ofensiva de los rebeldes chadianos contra su régimen.

"Evidentemente no hay vínculo entre estos dos asuntos", dijo la portavoz, Pascale Andréani.

El líder del Arca de Zoé y otros cinco miembros de la ONG están encarcelados en Francia, donde la sentencia de ocho años de trabajos forzados dictada por la justicia chadiana por intento de secuestro de menores fue convertida por la francesa en ocho años de prisión.

Los seis habían sido arrestados el pasado octubre en Abéché, al este de Chad, cuando intentaban llevarse a Francia, donde les aguardaban familias de "acogida", a 103 niños a los que presentaban como huérfanos de Darfur, cuando en realidad eran casi todos chadianos y tenían parientes.