Público
Público

El embajador boliviano rechaza la injerencia mientras el Ejército garantice la democracia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El embajador de La Paz en Caracas, Jorge Alvarado, aseguró hoy que mientras el Ejército de su país garantice la democracia no debe haber injerencia de ningún Ejército u otro país en Bolivia, al referirse a una declaración difundida por las Fuerzas Armadas bolivianas de rechazo a "intromisiones externas".

Alvarado se refirió en una entrevista con la emisora caraqueña Unión Radio a las recientes declaraciones del presidente venezolano, Hugo Chávez, de que el derrocamiento o asesinato de su homólogo boliviano Evo Morales daría luz verde para una intervención militar en Bolivia.

Alvarado sostuvo que mientras los militares bolivianos garanticen la democracia, la integridad territorial del país y la vida del presidente Evo Morales no está justificada la intervención de ninguna fuerza extranjera.

Otra cosa sería, añadió el diplomático, que se produjese un golpe de Estado o un atentado contra la vida de Morales, ya que bajo esas condiciones una intervención extranjera, como la planteada por el presidente venezolano Hugo Chávez, lo que haría es restablecer el orden constitucional.

"El presidente Chávez intervendría en caso de que haya un golpe militar, indicativo de que las fuerzas armadas estarían violando la democracia", manifestó a la emisora.

Alvarado añadió que también se justificaría la intervención "en caso de que atenten contra la vida del presidente Evo Morales, porque estaríamos hablando de una violación de Derechos Humanos y la Constitución Política del Estado por parte de las Fuerzas Armadas".

El diplomático planteó que, bajo esos supuestos "el presidente venezolano sí intervendría" con el propósito de "defender la democracia y la vida del mandatario boliviano".

"Yo creo que la clave de todo está en que mientras el Ejercito boliviano garantice eso que quiere defender (la democracia, la integridad territorial, la vida del presidente), no tiene por qué intervenir ningún ejército, ni el Ejercito venezolano", resumió Alvarado.

El embajador boliviano respaldó así, aunque con condiciones el pronunciamiento hecho por el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, general Luis Trigo, como reacción a los dichos de Chávez, en el que advirtió de que el Ejército no permitirá "que ningún militar o fuerza extranjera pisen territorio nacional".

"Al señor presidente de Venezuela, señor Hugo Chávez, y a la comunidad internacional le decimos que las Fuerzas Armadas rechazan enfáticamente intromisiones externas de cualquier índole", señaló Trigo.

Por otra parte, y en otra intervención con presencia de la prensa, Alvarado advirtió a estudiantes opositores venezolanos de que no vayan a Bolivia a promover la desestabilización.