Público
Público

El embajador cree que Cubillas no será extraditado por su pasaporte venezolano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El embajador de Venezuela en España, Julián Isaías Rodríguez Díaz, ha opinado hoy que el presunto etarra Arturo Cubillas, que tiene también la nacionalidad venezolana, no será extraditado a España porque la Constitución del país americano establece que los nacionales "no se extraditan".

"Esto no quiere decir que habrá impunidad -ha añadido en una entrevista en Radio Euskadi recogida por EFE- porque se puede abrir una investigación en la propia Venezuela y si hay pruebas contundentes, habrá una condena con toda seguridad. Si tiene responsabilidad penal, pagará por ello en Venezuela", ha asegurado.

Rodríguez Díaz, quien se encuentra de visita en Euskadi esta semana, también se ha referido a las manifestaciones que realizó el pasado 5 de octubre cuando expresó sus dudas de que los presuntos etarras Javier Atristain y Juan Carlos Besance Zugasti hubieran declarado de forma "totalmente voluntaria" que habían sido entrenados en su país.

Tras resaltar que "confía" en la Administración de Justicia española "hasta el punto de negar la posibilidad de tortura, violencia o cualquier tipo de irregularidad que fuerce una declaración", ha explicado que en aquel momento hizo unas conjeturas sobre el valor de una confesión, que "no es pleno, sino que a veces tiene un valor matizado".

"Hay declaraciones a las que hay que dar una credibilidad justa y esa responsabilidad le corresponde al juez", ha dicho.

Ha indicado que el gobierno venezolano "no tiene razones para creer que sea totalmente cierto" que se entrene a miembros de ETA en su territorio, "lo que no quiere decir -según ha apuntado- que no podrían haber ocurrido esos hechos. Simplemente lo desconocemos y estamos investigando", ha concluido.

El representante venezolano ha resaltado que su país no mantiene "ninguna" sintonía con ETA y que condena el terrorismo "en todas sus formas", y ha acusado a "algunos" medios de comunicación de "tratar de colocar al gobierno de Venezuela en una situación difícil" en relación con este asunto con el objetivo de "desprestigiar y minar al presidente Hugo Chavez".

También ha reiterado las explicaciones sobre su ausencia en el desfile militar celebrado en Madrid el pasado 12 de octubre, Día de la Hispanidad, y ha recordado que en esa fecha se encontraba en Venezuela por motivos relacionados con la presentación de su candidatura al Tribunal Supremo de Justicia.

Respecto a que tampoco asistiera un abanderado del país, Rodríguez Díaz ha explicado que esa representación corresponde a la agregaduría militar, a la cual pertenecen ocho funcionarios, de los cuales cinco no estaban acreditados y de lo tres restantes, dos no se encontraban en España y el único que quedaba se puso enfermo.

"No hay razones ocultas ni trampas", ha afirmado.