Público
Público

Embajador de EEUU en Afganistán, contra el envío de más tropas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El embajador de Estados Unidos en Afganistán, un ex militar y comandante en la zona, ha expresado su preocupación por el posible envío de más tropas estadounidenses, un imprevisto complicado mientras el presidente Barack Obama se prepara para decidir sobre nuevos despliegues.

El embajador Karl Eikenberry envió dos cartas clasificadas la semana pasada en las que exponía su disconformidad con la posibilidad de enviar más soldados hasta que el gobierno del presidente Hamid Karzai demuestre que combatirá la corrupción, dijo un alto cargo estadounidense.

Obama está revisando una petición del general Stanley McChrystal, actual comandante estadounidense de la OTAN en Afganistán, para el envío de 40.000 soldados más que según afirma necesita para el éxito de la misión. Casi 68.000 efectivos estadounidenses y 40.000 topas aliadas están desplegadas ahora en Afganistán.

¿QUÉ DICEN LAS CARTAS?

Los cables de Eikenberry son clasificados y fueron enviados sólo a la Casa Blanca y a la oficina de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, lo que supone que muy pocas personas los han visto.

Pero responsables estadounidenses han confirmado que Eikenberry envió las cartas, y las describió como consistentes con sus puntos de vista que cuestionan la decisión de un despliegue inmediato de más fuerzas hasta que el gobierno de Karzai demuestre su voluntad para combatir la corrupción.

En el pasado, Eikenberry ha expresado su preocupación porque el gobierno de Karzai es demasiado dependiente del apoyo de Estados Unidos cuando debería estar asumiendo más responsabilidades de seguridad.

También ha preguntado si Karzai todavía es un "socio válido" para Estados Unidos y se ha mostrado preocupado sobre una relativa falta de fondos para ayuda no militar al desarrollo para el país.

¿QUÉ SIGNIFICAN PARA MCCHRYSTAL?

La publicidad que rodea las cargas de Eikenberry supone un desafío para McChrystal, cuya campaña para persuadir a Obama para que envíe otras 40.000 tropas ha planteado cuestionamientos por parte de los demócratas en el Congreso y de una opinión pública estadounidense cada vez más escéptica.

Como ex comandante de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán, los puntos de vista de Eikenberry tienen peso estratégico y político en Washington.

Si él cree que la petición de McChrystal es excesiva, esto podría alentar a sus oponentes, que temen que el plan se convierta en un compromiso abierto y creciente para los soldados estadounidenses.

La propuesta que actualmente se cree que cuenta con el visto bueno de los asesores de Obama enviaría 30.000 soldados a Afganistán. Pero incluso este número sería demasiado, si, como argumenta Eikenberry, no se puede confiar en Karzai.

¿POR QUÉ SE FILTRAN LAS CARTAS AHORA?

Tanto el New York Times como el Washington Post publicaron historias el martes sobre las cartas de Eikenberry, lo que sugería que se filtraron intencionadamente.

Se cree que Obama está a punto de tomar una decisión sobre el número de tropas, así que todas las partes están tratando de impulsar sus argumentos públicamente a favor y en contra de una mayor implicación de Estados Unidos.

Pero algunos observadores políticos han sugerido que las cartas también podrían haber sido filtradas para presionar a Karzai, que recientemente fue elegido para un segundo mandato en unas elecciones plagadas de denuncias de fraude en agosto.

Desde las elecciones, Karzai ha irritado a algunos responsables estadounidenses por aparentemente restar importancia a las preocupaciones sobre corrupción, que podrían suponer más riesgo político para Obama si anuncia un aumento del apoyo de EEUU.

Clinton declinó decir esta semana si la corrupción sería parte de una revisión de la política de Obama para con Afganistán, pero destacó que Washington pensaba que era el momento para que Kabul pasara a la acción.

"Estamos observando al presidente Karzai mientras forma un nuevo gobierno tomar las iniciativas que demostrarán (...) a su propio pueblo que su segundo mandato responderá a las necesidades que son tan manifiestas", dijo Clinton en una conferencia de prensa en Manila.