Público
Público

Embajador de la UE en Marruecos dice que los marroquíes quieren que se respete más su dignidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El embajador de la Unión Europea (UE) en Marruecos, Eneko Landáburu, afirmó hoy que las protestas del pasado domingo en las principales ciudades del país pusieron de manifiesto que los marroquíes "quieren que se respete más su dignidad".

"Las manifestaciones del 20 de febrero demuestran que la población quiere tener derecho a la educación y a la sanidad, pero también que quieren sentirse ciudadanos por completo", aseguró Landáburu en una rueda de prensa en la que hizo balance de las relaciones entre la UE y Marruecos en 2010.

En este sentido, el jefe de la delegación comunitaria señaló que la "experiencia" de la UE "puede ayudar a profundizar las reformas" necesarias en Marruecos, entre las que destacó una reforma de la justicia y la lucha contra la corrupción.

Landáburu incidió en que los manifestantes salieron a la calle en un acto de "madurez democrática incontestable" y subrayó, al mismo tiempo, que durante estas "importantes manifestaciones, la policía fue muy discreta", al contrario de lo que ocurrió en otros países árabes.

Respecto a la carga policial que tuvo lugar el lunes en Rabat, en la que resultaron heridos seis activistas pro derechos humanos, el diplomático afirmó que "ha habido algunos incidentes, pero el embajador de la Unión Europea no está para juzgar cada acto que reúna a cincuenta personas".

Landáburu calificó 2010 como "un buen año" en las relaciones bilaterales e incidió en que la Unión apoyó, con 1.800 millones de dirham (unos 170 millones de euros) invertidos en los últimos 12 meses, "las reformas prioritarias del reino" en campos como la sanidad, la educación y la lucha contra la pobreza.

El representante de la UE expuso también las líneas de acción comunitarias en Marruecos para 2011, uno de cuyos puntos más destacados será un programa de "desarrollo del estatuto avanzado" que rige las relaciones euro-marroquíes, en el que se invertirán más de 80 millones de euros.

En este sentido, el diplomático remarcó que son necesarias reformas para "acercar las legislaciones marroquí y europea" y "para que este país disponga de normas que permitan atraer más inversiones europeas, crear más riqueza, más empleo, y mejorar las condiciones de vida de la población marroquí".

Además, Landaburu, quien dijo que las instituciones comunitarias "están dispuestas a apoyar financieramente esta reforma" una vez vean qué rumbo toma, señaló que Marruecos no atraerá a más inversores "si no hay más seguridad jurídica".

"Consideramos que no puede haber estado moderno sin una justicia que sea eficaz, y que aporte garantías a todos los ciudadanos por igual", agregó el embajador, quien sin embargo apuntó que los avances en campos como la lucha contra la corrupción o la reforma de la justicia "no se realizan de la noche a la mañana".

Aparte de desarrollar el estatuto avanzado, el jefe de la delegación europea destacó que las arcas comunitarias invertirán 34 millones de euros en un programa para fomentar la igualdad de género en Marruecos y "favorecer el acceso de la mujer a la educación y a la igualdad".

En tercer lugar, los fondos europeos financiarán con otros 19 millones de euros un programa global de desarrollo rural en la provincia de Alhucemas, situada en el norte del país.

En total, la Unión dedicará a sus proyectos en Marruecos 580,5 millones de euros durante el período 2011-2013, un 20 por ciento más que en el período anterior, según dijo Landaburu, quien destacó el esfuerzo de la Unión para consolidar su ayuda a Marruecos en un contexto económico complicado.