Público
Público

El embarazo después de los 45 años tiene sus riesgos: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Alison McCook

Las mujeres que quedanembarazadas después de los 45 años corren alto riesgo de sufrircomplicaciones, al igual que sus bebés, advirtió un equipo deinvestigadores de Israel.

Por ejemplo, son tres veces más propensas que las mujeresmás jóvenes a desarrollar diabetes e hipertensión durante elembarazo, publicó el equipo en American Journal of Obstetrics &Gynecology.

En las mujeres mayores es más alta la tasa de partoprematuro y de placenta previa (que obstruye el canal departo).

"A mayor edad, menos individuos (sanos). Y menos mujeressanas tienen riesgo más altos en el embarazo", dijo a ReutersHealth el doctor Maximilian Franz, de la Universidad Médica deViena, que no particip del estudio.

Cada vez más mujeres retrasan la maternidad y los expertosse preguntan con qué consecuencias para la madre o el bebé. Lamayoría de los estudios disponibles se concentraron en lasmayores de 35, pero no de 40 años.

El equipo de Yariv Yogev, de la Universidad de Tel Aviv,analizó los resultados del embarazo en mujeres de distintasedades atendidas en un hospital local entre el 2000 y el 2008.

De las 80.000 mujeres que tuvieron un bebé en ese período,177 (el 0,2 por ciento) tenían 45 años o más. La mayoría habíaconcebido con óvulo de donante y el 80 por ciento tuvo el partopor cesárea, lo que equivale al doble de la tasa general.

Al comparar a las madres mayores con las menores de 44años, el equipo halló que el 17 por ciento y el 6 por ciento,respectivamente, había desarrollado diabetes gestacional.

El 9 por ciento de las madres mayores había tenidohipertensión en el embarazo, lo que suele afectar al 3 porciento de las embarazadas.

El 6 por ciento había tenido placenta previa, una cifra 6veces mayor que la tasa general.

La edad avanzada también acortó los embarazos. Más de unade cada cinco madres mayores tuvo a su bebé antes de la semana37 de gestación (un embarazo normal dura 40 semanas), adiferencia de una de cada 10 de todas las mujeres.

Además, las madres mayores fueron más propensas a tenerfiebre y hemorragias graves posparto. Ellas y sus bebésnecesitaron una hospitalizacin más prolongada y fue más comúnla internación de los bebés en terapia intensiva pediátrica.

El 4 por ciento de los recién nacidos de mamás mayores de45 años desarrolló problemas metabólicos, como bajo nivel deazúcar en sangre, comparado con menos del 2 por ciento de losbebés de las mujeres de todas las edades.

El riesgo de sufrir complicaciones y de tener un partoprematuro aumentó aún más en las 27 mujeres que tuvieron unhijo a los 50 años o más.

FUENTE: American Journal of Obstetrics & Gynecology, online21 de octubre del 2010