Público
Público

Emilio Silva: "Estos dos meses no han sido tiempo perdido"

Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. No tira la toalla y evalúa con cautela el proceso iniciado por el juez Garzón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En marzo de 2000, Emilio Silva localizó en un pueblo de León la fosa común en la que fue enterrado su abuelo, asesinado en 1936 por un grupo de falangistas. Su memoria y sus restos fueron recuperados. Gestos como aquel se han convertido, ocho años después, “en un deber con la sociedad”, según califica Silva al proceso de la memoria histórica.

¿Qué opina del auto de ayer del juez Garzón?
Supone una cierta desilusión. Sabíamos que cuando llegara a la Sala [de la Audiencia Nacional], y más después de la votación del pasado 7 de octubre, lo tumbarían ahí, aunque el equipo de expertos podría seguir trabajando. No me ha sorprendido el contenido, pero sí la inhibición del juez, que el auto no haya llegado hasta la Sala de la Audiencia.

¿Cree que Garzón ha sucumbido ante la presión?
Le ha llovido mucho, de todas partes y de todos los colores. Se han hecho realidad algunas frases, como la del presidente del Gobierno, cuando dijo que a Franco ya lo había juzgado la Historia.

¿Esto es un punto final?
No. Es el reflejo de la situación de este país, que en la Transición dio impunidad a los franquistas y no se responsabilizó de las víctimas. Pero el auto de ayer abre la puerta a otras investigaciones, como la de los niños que fueron secuestrados a las presas republicanas.

¿No va a haber más desenterramientos?
Nosotros empezamos una exhumación mañana jueves. No vamos a parar. Lo mas urgente son las familias que están buscando desaparecidos y eso no lo vamos a frenar.

¿Qué pasará con el grupo de expertos que convocó el juez Garzón?
Lo ofrece al Ministerio de Justicia. El auto contiene la orientación de que el trabajo de estos meses no se quede ahí; distribuye responsabilidades.

¿Han sido tiempo perdido estos dos meses y medio?
No, en absoluto. Socialmente, ayuda. Había gente muy desi-
lusionada... O que no se atrevía a hablar de sus familiares desaparecidos... Esta causa les ha dado confianza. Nosotros hemos recibido 2.500 solicitudes en dos meses por parte de familiares de desaparecidos, es la cuarta parte de lo que habíamos recibido en ocho años.

¿El auto da la razón a los que cuestionaban el procedimiento de Garzón, como defiende el PP?
Las opiniones que he oído al PP sobre este proceso han sido bastante lamentables. En concreto, una de Rajoy diciendo que se alegraba de la detención de las exhumaciones.

Garzón se inhibe en favor de los juzgados provinciales, ¿pueden lavarse las manos?
No lo sé. Dependerá de las indicaciones que les haga el Consejo General del Poder Judicial. Nosotros ya hemos acudido a esos juzgados y casi nunca nos han hecho caso. El Ministerio de Justicia o el CGPJ deberían indicar a los jueces qué hacer cuando se les denuncie la existencia de una fosa común.

Algunas asociaciones dicen que los juzgados ordinarios “no van a hacer nada”...
Las cosas cambian. Han pasado muchas cosas en ocho años. Este ha sido un paso. Ahora se ha cerrado una puerta, pero lo que ha pasado en estos dos meses ha sido muy importante y tendrá repercusiones. Estoy seguro de que este proceso puede ayudar a que muchos jueces sean conscientes de que hay que abrir diligencias en estos casos.

Es optimista, por tanto...
Siempre soy optimista. Entiendo que esos Juzgados harán caso. Si no, tendremos que reclamar ante el CGPJ para que ponga en su sitio al juez que no quiera hacerlo.

¿Han pensado en acudir a instancias internacionales?
El proceso va hacia arriba. No descartamos esa vía. Incluso hay gente dentro de la demanda que opinaba que, cuanto antes se archivara, mejor, porque así podrían sacarlo de España. Esa opción la hemos estudiado desde el principio, aunque tenemos que agotar vías aquí y ver qué pasa.