Público
Público

La emisión de deuda pública anima la bolsa

El Ibex 35 sube un 12% en las cinco últimas sesiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cita que tuvo ayer el Tesoro español con los mercados salió mucho mejor de lo esperado. Al menos, mucho mejor de lo que se esperaba el lunes por la noche. La decisión de la agencia de calificación de riesgos Moody's de rebajar la nota de la deuda griega a la categoría de bono basura había disparado, otra vez, los temores ante la deuda pública europea, horas antes del momento en que España pretendía colocar entre 5.000 y 6.000 millones de euros en letras del Tesoro.

Las dudas se disiparon desde los primeros compases de la subasta. La demanda ascendió hasta los 6.261 millones, aunque el Tesoro prefirió cubrir mínimos y adjudicó 5.168 millones en letras a 12 y 18 meses, ya que atraer a los inversores sigue sin ser barato. El tipo de interés al que se pagaron las letras a 12 meses fue un 45% más alto que en la emisión anterior de similares características, celebrada el 18 de mayo. Las letras a 18 meses se abonaron al 2,90%, frente al 2,05% que el Estado había pagado en la emisión de mayo. Es decir, que en un solo mes al Tesoro le ha costado 40,21 millones de euros más financiarse.

El diferencial de deuda entre España y Alemania subió ligeramente

Lo que podría haber sido una mala noticia tuvo una lectura positiva en el mercado. Al menos, España no tiene problemas para captar fondos, aunque tenga que pagar más. 'Incluso antes de cerrarse la subasta, el volumen de demanda ya hizo subir la bolsa', explica Alberto Castillo, analista de Capital Bolsa. El Ibex 35 español subió un 1,60%, hasta los 9.736 puntos, sentenciando así la quinta subida consecutiva que ha permitido una recuperación del 12,4%, que comenzó tras la emisión de deuda del pasado jueves.

Pero las buenas vibraciones de la renta variable, no lo fueron tanto en la renta fija. Los seguros que cubren el riesgo de impago de la deuda española (CDS) subieron un 9,8%. El diferencial del bono español a 10 años frente al alemán subió un 1% hasta los 206 puntos básicos, y el precio de la deuda a 10 años ya supera el 4,7%, lo que no beneficia a la emisión prevista para mañana en la que el Tesoro debe colocar 2.500 y 3.500 millones en bonos y obligaciones a 10 y 30 años. Sin embargo, la ministra de Economía, Elena Salgado, aseguró ayer que 'sólo la mitad de ese diferencial corresponde a problemas españoles, el resto se debe a la propia caída de la rentabilidad de la deuda alemana'.