Público
Público

Las emisiones de China suben, pero cae el total mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

China se enfrentará a nuevas presiones en las negociaciones sobre cambio climático de Naciones Unidas, después de que el miércoles un informe dijera que sus emisiones de dióxido de carbono aumentaron un 9 por ciento en 2009, al contrario de la tendencia global.

Los gases de efecto invernadero de combustibles fósiles de China, como el crudo o el carbón, subieron a 7.500 millones de toneladas, pese a que la emisión global bajó por primera vez desde 1998 gracias a una menor producción industrial y consumo de combustible por la recesión, dijo la petrolera BP.

China, la primera nación en emitir más de 7.000 millones de toneladas de CO2 en un año, aumentó la brecha que lo separa de Estados Unidos, el segundo mayor contaminador del mundo, al que superó en 2008.

Las emisiones de combustibles fósiles de Estados Unidos bajó en 6,5 por ciento a 5.900 millones de toneladas, su menor nivel desde 1995, dijo BP en su informe anual de estadísticas globales de energía.

En el mundo, las emisiones derivadas del uso de hidrocarburos bajaron un 1,1 por ciento a 31.130 millones de toneladas después del máximo de 31.550 millones de 2008.

Las emisiones de China crecieron abruptamente la pasada década debido a que el país construyó numerosas plantas alimentadas con carbón para abastecer su meteórico crecimiento económico.

Pese a que muchos sostienen que China necesita esforzarse más para disminuir su creciente producción de gases de efectos invernadero, algunos observadores señalaron que el valor absoluto de emisiones es un factor más de los que deben considerarse.

"Necesitamos mirar una serie de indicadores que incluye a las emisiones totales, las emisiones por unidad de PIB, las emisiones per cápita y, sobre todo, las emisiones históricas, una categoría que lidera holgadamente Estados Unidos", dijo Nick Robins, jefe del centro de clima de HSBC.

"En términos de metas futuras de emisión, China está delante de Estados Unidos porque se ha autofijado compromisos para reducir la intensidad del carbono, mientras que Estados Unidos lucha por aprobar una ley sobre clima en el Congreso", añadió.

China se comprometió a cortar para 2020 entre un 40 y un 45 por ciento la cantidad de dióxido de carbono que produce en relación con el ingreso, en base al nivel de 2005, mientras que Estados Unidos ofreció reducir las suyas en un 17 por ciento, partiendo del mismo origen, o un 4 por ciento menos que en 1990.

Pero la ley que contiene esta promesa está atascada en el Congreso.

Ambos países están bajo presión para que lleven a cabo las conversaciones para ampliar el pacto climático del Protocolo de Kioto o allanen el camino para que haya un nuevo acuerdo en las negociaciones de Naciones Unidas previstas para este año en México.

El futuro del protocolo está en duda, porque su primera instancia vence después de 2012.

China quisiera un acuerdo futuro que esté bajo el marco de Kioto, pero dijo que será difícil sin el apoyo de Estados Unidos, que no ratificó al tratado.