Público
Público

Las emisoras no pagarán por emitir partidos, aunque aceptan otros conceptos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las principales voces de las emisoras españolas se han mostrado hoy firmes y unidas en su negativa a abonar un canon por transmitir partidos de fútbol en vivo, como les exige la Liga, aunque han asumido la posibilidad de pagos por otros conceptos que no afecten al derecho a la información.

La Asociación de la Prensa de Madrid ha acogido hoy una rueda de prensa de las principales voces de la programación deportiva en la radio española, pública y privada, una convocatoria que ha puesto de manifiesto la unidad de las emisoras en su negativa a negociar "el derecho a la información" con la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Paco González (Cope), Manu Carreño (Cadena Ser), Eduardo García (Radio Marca), José Antonio Abellán (Punto Radio), Fernando Pérez (Forta), Javier Ares (Onda Cero) y Chema Abad (RNE) protagonizaron, junto a otros periodistas, el encuentro con los medios.

Todos han sido duros con la LFP (dirigida por dos "inútiles", en palabras de Javier Ares) y dispuestos a mantener indefinidamente su conflicto abierto con la Liga, la cual ha impedido a las emisoras entrar en los estadios para transmitir en vivo los partidos en tanto no paguen este canon.

Alfonso Ruiz de Assín, portavoz de las emisoras, ha señalado sin embargo que no han tirado la toalla y que esperan que "la razón se imponga" en los clubes antes de tomar medidas jurídicas.

Tanto los portavoces de RNE y la Forta, públicas, como Assín, en nombre de las comerciales, han recordado hoy que dialogaron con la LFP y Mediapro en el mes de junio y que rompieron los encuentros cuando se les exigió pagar por transmitir.

En cambio, Assín ha asumido que no tendrían "inconveniente" en negociar pagos por conceptos como acondicionar cabinas, por ejemplo, como sucedió en 1992-1993, mientras que el periodista de Cope, Paco González, ha recordado que, en el Mundial, las emisoras han pagado por diversos servicios.

(El 11 de febrero de 1993, los representantes de las emisoras SER, COPE, Onda Cero, Antena 3 y Radio Nacional de España y los de la Liga firmaron un acuerdo que permitía a dichos medios la transmisión de partidos de fútbol hasta el final de la temporada 93-94.

El acuerdo estipulaba que las cadenas de radio abonarían 50 millones de pesetas cada temporada, en pagos aplazados, y a cambio recibirían una serie de contraprestaciones para facilitar la labor de los profesionales antes, durante y después del partido, entre las que se encontraba la mejora de las cabinas de los estadios).

En la rueda de prensa de hoy, Ruiz de Assín, secretario general de la Asociación Española de Radiodifusión Comercial, ha señalado que se reunirán en los próximos días con el Gobierno para buscar soluciones.

Los portavoces han sido especialmente duros con la operadora de televisión Mediapro, titular de derechos audiovisuales de los clubes de fútbol, a los que han acusado de haberse puesto en manos de la productora.

"Los clubes están secuestrados por un operador de televisión", ha dicho en este sentido Paco González, mientras que Javier Ares ha declarado que la LFP está en manos de los "secuaces" de la productora citada.

"El fútbol puede vivir sin la radio", ha dicho Carreño recordando las palabras de Jaume Roures, presidente de Mediapro, "pero también puede vivir sin Roures".

Todos han defendido que no es posible equiparar la explotación de los derechos de televisión con la de la radio, aunque Abellán ha encontrado insuficiencias en la ley vigente y ha pedido un cambio en la misma.

Los periodistas radiofónicos se han mostrado relativamente comprensivos con los clubes que, en su mayoría, han dicho, estarían dispuestos a permitir la entrada de las radios a los estadios si no fuera por las presiones de la LFP y Mediapro.