Público
Público

Emma Suárez acaricia su segundo Goya con un texto de Chéjov entre las manos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aspira a uno de los Goya de más peso días antes de estrenar "Tío Vania" en el Teatro María Guerrero. La actriz Emma Suárez está muy contenta, aunque se lo toma con calma, porque el teatro exige total implicación, y más, con su primer texto de Chéjov entre las manos.

"Estoy muy agradecida por la candidatura a mejor actriz protagonista por 'Bajo las estrellas', una película por la que aposté; además, me ha hecho pensar que, de alguna manera, me tienen en cuenta, se acuerdan de mí y me quieren. Afortunadamente estoy trabajando en teatro y tengo la obligación de asumirlo con calma. El día de los Goya (el domingo) estaré ensayando, y después me iré a la gala porque el teatro exige disciplina y entrega absoluta", afirma la actriz en una entrevista con Efe.

Emma Suárez, que ya obtuvo el Goya a la mejor actriz protagonista con "El perro del hortelano" de Pilar Miró, se toma una infusión antes de ensayar en el María Guerrero, sede del Centro Dramático Nacional, donde estrena el 7 de febrero y al que regresa dos años después de "A Electra le sienta bien el luto". En esta ocasión no va de la mano de su amigo y director Mario Gas, sino a las órdenes de Carles Alfaro.

"Me costaba trabajar con otro director -confiesa-, pero Carles Alfaro es muy interesante, comprometido y conoce perfectamente el texto del que habla".

Y esa fue una de las razones por las que aceptó sin dudar el papel de Helena en esta producción, en la que confluían todos los elementos a favor: un Chéjov, Carles Alfaro y un reparto con Francesc Orella, María Asquerino, Enric Benavent... y Malena Alterio, que "es la guinda", puntualiza.

"Helena es un personaje complejo, mi viaje con ella ha pasado por lugares inverosímiles. Me ha costado porque la encontraba muy alejada de mí, me resistía a acercarme", recuerda la actriz.

Al final, ha interiorizado el papel desde una perspectiva de hoy, imaginándose a Helena como una mujer casada con un hombre reconocido y admirado, con una vida acomodada y gusto por aparentar, ambiciosa, pero tremendamente aburrida y sola.

"Puede comprar Chanel, ir a los viajes de glamour y a los desfiles de moda... cegada por el brillo de su vida, un buen día descubre la verdad de sí misma, cuando ya es demasiado tarde para cambiar", prosigue Emma Suárez quien defiende a Helena porque tiene una parte inteligente que se percata de lo que pasa en el mundo.

Navega en la sutileza para no limitarla a ser "la pija frívola de la obra" y la defiende con esta pregunta: "¿Quién es más valiente, la persona inconsciente que decide volar y vivir las aventuras, o la persona consciente que elige y decide firmemente seguir por un camino, aunque no era lo que había soñado?".

La construcción de un personaje precisa esfuerzo, algo que ha afrontado por su deseo de crecer: "El teatro es una carrera de fondo, en la que desnudas tu alma y pierdes la conciencia. Pero no soy una actriz cómoda y este esfuerzo me hace sentirme honesta conmigo misma".

Con recordadas interpretaciones en películas como "La ardilla roja", "Tierra", "Sobreviviré" y la serie de televisión "Querido maestro", Emma Suárez se entregó al cine por apetecibles proyectos con Pilar Miró o Julio Medem. "Pero llegó un momento en el que sentí que necesitaba enamorarme de nuevo de la esencia de mi trabajo y decidí hacer 'Las criadas' (2002). Decidí que nunca más iba a dejar de hacer teatro por tanto tiempo", recuerda.