Público
Público

Empeora la situación con un millón de desplazados en Pakistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un millón de personas de varios distritos de la provincia sudoriental de Sindh, en Pakistán, se han visto obligadas a desplazarse por las inundaciones, situación de gravedad que centra la atención de las organizaciones humanitarias en esa zona del país asiático.

"Las necesidades son inmensas hay miles de familias en cada distrito sin refugio, durmiendo a la intemperie", alertó hoy en Ginebra el portavoz de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), Jean-Philippe Chauzy, según informaciones de su equipo en el terreno.

Como medida de apoyo, la OIM entregó 500 equipos de asistencia (que incluyen tiendas de campaña, mantas, sábanas y un set de cocina) al Gobierno pakistaní para su distribución en el distrito de Thatta, cantidad que aumenta a 6.000 el número de material de este tipo que esta organización ha aportado hasta la fecha.

En total, al menos 1,13 millones de personas han sido asistidas por la OIM, aunque la compleja situación del sur de Pakistán ha elevado el número de damnificados directos en todo el país asiático a 17,6 millones, según cifras del propio gobierno pakistaní.

La Organización Mundia de la Salud (OMS) está estableciendo centros sanitarios para asistir a los afectados por diarrea aguda, una de las principales afecciones consecuentes de las peores inundaciones de Pakistán en los últimos ochenta años.

Aunque aún no se ha registrado ningún caso de cólera, los centros tratan a los enfermos de diarrea aguda con "el mismo tratamiento médico que se daría si fuera cólera", comentó Fadela Chaib, portavoz de este organismo.

"Más de 60 centros para tratar la diarrea están operativos o en proceso de serlo en 46 de los distritos más afectados", añadió Hussein Gezairy, director regional de la OMS para el Este Mediterráneo.

"La actual situación supone una amenaza para la salud pública. Si la higiene en las zonas afectadas no mejora, el riesgo es que el número de casos de diarreas agudas y otras enfermedades intestinales aumente en los próximos días", agregó Guido Sabatinelli, representante de la OMS en Pakistán.

Además de este tipo de afecciones, hepatitis, malaria e infecciones cutáneas son otras de las múltiples amenazas sobre la población pakistaní, con cientos de miles de enfermos a raíz de las inundaciones.