Público
Público

"Empezaba a trabajar hoy y aquí estoy"

Rubén, Manuel, Charo, Gabi y Zumara cuentan a 'Público' su odisea por el cierre de Air Comet

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rubén: 'Empezaba a trabajar hoy y aquí estoy'

'Estas vacaciones no se me van a olvidar', dice Rubén. Él ya debería haber llegado a Bogotá para reincorporarse a su trabajo como policía, pero su vuelo del lunes nunca salió. 'Pedí vacaciones para venir a ver a mi madre que trabaja aquí desde hace tiempo; hoy empezaba a trabajar, y aquí estoy', explica. En la oficina de Fomento le han dicho que podrá embarcar en uno de los vuelos que fletarán pero no tiene la confirmación: 'Me ha dicho que ya me llamarán'.

Compró el billete a Bogotá hace seis meses y peleó en su empresa para que le dejaran coger sus vacaciones en diciembre. Y cuando ayer por la mañana Manuel se acercó al aeropuerto, se encontró compuesto y sin viaje. Hace apenas cuatro días llamó a la aerolínea para confirmar su viaje: 'Llamé el domingo y me hicieron esperar mucho hasta que me confirmaron el vuelo y eso me extrañó'. Ahora, espera saber cuándo podrá reencontrarse con sus cuatro hijos.

Charo vive en Barajas desde el lunes a mediodía. Era entonces cuando su vuelo a Lima debería haberla llevado a pasar la Navidad con su madre y su hijo. Para eso ha ahorrado durante dos años y pedido vacaciones en diciembre. Cansada y desesperada, habla sentada en una cinta para equipajes. 'Mi madre y mi hijo me esperan en Lima, les mandé dinero para que se mantuvieran hasta el día 22 que yo llegaba y ahora no sé cómo estarán ', dice al borde del llanto.

Gabi decidió dar una sorpresa a su familia: su padre está ingresado en un hospital de Lima y llegaba la Navidad, así que hizo un esfuerzo económico y compró un billete de avión para ella y otro para su hija. 'Venimos desde Cádiz y llevamos aquí ya tres días, no comemos bien y casi no se puede uno cambiar de ropa', dice. La noche del martes las acomodaron en un hotel donde pudieron descansar, pero la comida en Barajas se la tienen que pagar ellas.

La familia de Zumara decidió reunirse en Bogotá por Navidad. Todos sus familiares han llegado ya allí desde Cartagena de Indias, Caracas, París... Sólo faltan ella y su hijo, que esperan sentados en el aeropuerto rodeados de sus maletas. 'Mi marido y mi hija se fueron el viernes, también con Air Comet. Hemos hecho un gran esfuerzo para reunirnos y ahora todos nos están esperando', exclama mientras abraza a su hijo.