Público
Público

Empieza la vacuna para 10 millones

Mañana arranca la campaña de vacunación de la gripe A para los grupos de riesgo: embarazadas, profesiones esenciales, sanitarios y enfermos crónicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con cierto retraso respecto a algunos países de su entorno, como Italia, Francia, Reino Unido y Alemania, los españoles podrán mañana comenzar a vacunarse frente al virus H1N1, el responsable de la primera pandemia del siglo XXI, la gripe A.

Tal y como acordó el pasado 22 de octubre el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), la campaña de vacunación comienza de forma simultánea en todas las comunidades autónomas, pero no para todos los ciudadanos. Lo hace sólo para aquellos pertenecientes a los grupos de población que el CISNS considera prioritarios, a saber: embarazadas, trabajadores socio-sanitarios, personas que trabajan en servicios públicos esenciales y mayores de seis meses de edad que, por presentar una condición clínica especial, tienen un mayor riesgo de complicaciones derivadas de la infección por el virus H1N1.

El Ministerio de Sanidad y Política Social calcula en 10 millones la cifra de personas incluidas en estos grupos de riesgo. Sólo uno de ellos tendrá que esperar algo más 'unos días', en palabras de la ministra Trinidad Jiménez. Se trata de las embarazadas, para las que el Ministerio ha ordenado una partida 400.000 unidades de vacunas distintas a las dos, Focetria y Pandemrix, de las que el Gobierno adquirió 37 millones de dosis.

La inmunización para embarazadas no contiene adyuvantes unas sustancias que hacen que se generen más anticuerpos contra el virus. Los adyuvantes no han sido probados específicamente en embarazadas. Esta tercera vacuna, pendiente aún de autorización, está fabricada por el laboratorio Sanofi-Aventis.

Para los grupos de riesgo, se administran en una única dosis

Las inmunizaciones que se administrarán desde mañana en los centros de salud y dispensarios de hospitales, cuarteles y otras instalaciones, son también seguras para embarazadas pero el Gobierno ha preferido añadir un 'plus de seguridad' y adquirir la versión sin adyuvantes.

Las vacunas se administran en una única dosis y sin coste para los ciudadanos. Las personas no incluidas en los grupos de riesgo no tienen necesidad de vacunarse según las recomendaciones científicas pero podrán hacerlo, si su médico se lo aconseja, cuando las vacunas lleguen al canal privado, probablemente en enero.

La razón por la que no se ponen inmediatamente a la venta a pesar de que se calcula que sobran al menos 27 millones de dosis es que están embaladas como multidosis y, por lo tanto, no están preparadas para su venta individual.