Público
Público

Empieza la vuelta al cole más cara para las familias

Miles de alumnos inician hoy el curso de los recortes y del 'tupper'. Algunos colegios públicos cobrarán a los estudiantes que se lleven la comida al colegio en una fiambrera.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hoy es el fin de las vacaciones para los alumnos de Infantil y Primaria de Andalucía, Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid. A lo largo de la semana, cerca de ocho millones de estudiantes españoles, también de Educación Secundaria, empezarán un nuevo curso marcado por los recortes en ayudas y por el aumento del precio del material escolar que ha provocado el incremento del IVA. 

Habrá menos profesores (cerca de 20.000 según Comisiones Obreras), menos ayudas para la compra de libros de texto (el presupuesto destinado a esta partida ha descendido en un 76%) y menos becas de comedor (muchas comunidades han limitado el acceso a estas ayudas a colectivos con dificultades económicas). Eso sí, habrá más niños por aula (la ratio aumenta un 20%) y los profesores tendrán más horas lectivas (hasta 25 a la semana en Infantil y Primaria y 20 en Secundaria). Así se materializa el recorte en 3.000 millones de euros en el presupuesto educativo que ha ordenado el ministerio que dirige José Ignacio Wert.

Para intentar capear tanto recorte, algunas asociaciones de padres y madres de Catalunya pidieron a sus centros que permitieran a sus hijos llevar el tupper al colegio para comer en la escuela y ahorrarse así el coste del servicio de comedor, que en esta comunidad tiene como tope 6,20 euros por menú. Finalmente, la Consejería de Educación estableció que los alumnos que lleven el almuerzo en una fiambrera deberán pagar por el uso de neveras, microondas y los servicios de limpieza y monitores que vigilen a los niños mientras comen.

El precio lo establecerá la asociación de padres y madres de alumnos (AMPA) de cada centro. 'Todo dependerá del dinero que el AMPA esté dispuesto a aportar para sufragar los gastos de neveras, microondas, vigilancia y limpieza. Los padres deberán pagar la diferencia, así que el precio irá en función de cada centro', explica a Público una portavoz de la Consejería de Educación de la Generalitat.

Madrid también se apuntó a la moda del tupper y tampoco ha fijado un precio por el uso de las instalaciones, sino que lo deja en manos de los consejos escolares de cada centro. El menú escolar cuesta 4,62 euros por niño y día, lo que significa 90 euros al mes. La Federación de Asociaciones del Alumnado de la Comunidad de Madrid (FAPA) denuncia que esta propuesta 'esconde la eliminación de las becas de comedor', que el año pasado fueron de hasta 500 euros por alumno y año escolar.

Hasta este año, las becas se otorgaban por concurso. Este año, en cambio, los grupos de alumnos que podrán pagar menos por el menú escolar están establecidos en una Orden de la Comunidad. Hay precios reducidos para los beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción, para las familias víctimas del terrorismo, los alumnos en acogimiento familiar y para las familias con una renta per cápita inferior a 2.450 euros.

El País Valencià, donde los alumnos de Intantil y Primaria empezaron el curso el pasado día 7, también está estudiando la posibilidad de cobrar una cantidad 'simbólica' a los alumnos que se lleven su propio tupper para comer en el colegio.