Público
Público

Emporio Armani propone glamour milanés y Just Cavalli descubre el lado salvaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos de los más famosos diseñadores italianos presentaron hoy sus líneas jóvenes durante la Semana femenina de la Moda de Milán para la próxima temporada otoño-invierno, y mientras "Emporio Armani" propuso como ejemplo la mujer milanesa, llena de glamour, "Just Cavalli" mostró su lado más salvaje.

"Just Cavalli" llevó hoy a las pasarelas mini vestidos trapecio con animales estampados, como garzas reales o las anémonas marinas, acompañados con medias que repetían el mismo diseño.

La moda juvenil de Cavalli no renuncia a sus conocidos y salvajes estampados con efecto de la mancha del leopardo, que se llevan en amplias y ligeras túnicas, e incluso también en las medias.

Los complementos como los pendientes o collares, son exagerados y largos, realizados con todo tipo de materiales: oros, maderas y piedras preciosas, y las bufandas larguísimas.

Just Cavalli propone también para el próximo otoño la pamela de los años 60, de diferentes colores y llevada con cualquier prenda y en cualquier ocasión.

Cavalli también presentó para sus jóvenes, vestidos de lana, muy cortos y ajustados, con bandas tricolores de tonos ocres y tierra; y otros con enormes mangas globos.

Armani quiso demostrar con su colección para su línea joven que existe un "estilo milanés": una mujer llena de glamour, que prefiere la elegancia de las formas rectas y limpias y la discreción del blanco y negro, y del gris.

Por ello, Emporio Armani mostró una colección con trajes chaqueta de raya diplomática o príncipe de galas; capas de lana en blanco o negro, y siempre con el tradicional zapato bajo.

Los trajes pantalón son cómodos y amplios, con chaquetas toreras que se detienen en la cintura, o que prosiguen marcándola exageradamente.

Y cuando se quiere sorprender, Emporio Armani propone los brillos y lentejuelas en chaquetas, vestidos, bolsos y elegantes boinas. El único color permitido es el fucsia, presente en algunas camisas y cinturones.

En el resto de las colecciones, Kristina Ti presentó una mujer fuerte y determinada que osa mostrando las medias con ligueros y amplios vestidos-túnicas de seda.

Las mujeres de Kristina se presentaron como seductoras bohémiennes, con guantes largos, gorritos de lana, y cortos vestidos que terminan cerrándose como capullos de flores.

Blugirl's apostó por el blanco; con mini vestidos románticos llenos de encajes volantes y tules, acompañados de abrigos y capas cortas siempre en el color de la nieve.

Frankie Morello presentó sus "chicas malas" inspiradas en la cantante británica Amy Winehouse, seducidas por los estupefacientes, como se lee en las frases provocadoras bordadas en las camisetas y que hacen referencias a las drogas del momento.