Público
Público

Una empresa española demanda a Hamburgo por la crisis de los pepinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La empresa española de productos agrícolas Frunet ha presentado una demanda contra las autoridades sanitarias de la ciudad-estado alemana de Hamburgo con el fin último de exigir el pago de daños y perjuicios por la llamada crisis de los pepinos como consecuencia del brote infeccioso de la bacteria "E. coli".

Un portavoz del despacho de abogados alemán que defiende los intereses de Frunet anunció hoy que su cliente reclama inicialmente ante el Tribunal Administrativo de Hamburgo acceso a las actas sanitarias que reflejan la decisión de culpar a los pepinos españoles de ser los causantes de la infección que ha causado ya 29 muertos en Alemania.

Los abogados de Frunet, el mayor productor de verduras de cultivo ecológico en la provincia española de Málaga, recordaron que las autoridades sanitarias de Hamburgo han negado hasta ahora el acceso a los citados documentos.

Con las actas en la mano, los abogados esperan demostrar que la titular de Sanidad de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, actuó de manera negligente al no ordenar los obligatorios contraanálisis de las pruebas sospechosas antes de la rueda de prensa en la que culpó a los pepinos españoles de la enfermedad.

Aunque en varios de los pepinos analizados se encontraron indicios de bacterias "E. coli", posteriormente las autoridades de Hamburgo debieron retractarse al confirmarse en análisis posteriores que no se trataba de la cepa mortal.

En el caso de que se confirmen las sospechas de que las autoridades sanitarias de Hamburgo actuaron con negligencia, Frunet podría presentar una demanda por daños y perjuicios y exigir una elevada indemnización, señalaron desde el despacho de abogados Lindenpartners.

Hace una semana, la cooperativa malagueña Frunet expresó en una rueda de prensa en Hamburgo sus dudas respecto al procedimiento analítico para determinar la presencia de la bacteria.

"Creemos que ha habido errores en la recogida de muestras", denunció entonces en declaraciones a Efe Antonio Lavao, gerente de Frunet, quien expresó también su pesar por los fallecimientos registrados en Alemania y el elevado número de enfermos.

"Se nos ha mencionado directamente como el origen del gran problema que hay en Alemania, pero no se nos ha nombrado nuevamente de forma positiva", cuando se descartó que los pepinos fueran el foco del brote de esta cepa virulenta de la bacteria intestinal, denunció Lavao.

El gerente de Frunet calificó de "excesivamente grave" la situación que vive actualmente la empresa, cuyo negocio se basa principalmente en la exportación y que "está muerta desde las acusaciones".