Público
Público

Los empresarios, preocupados por la imagen de España tras la huelga

CEOE y CEPYME aseguran que el seguimiento de la huelga no ha superado el 15%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, ha asegurado que la jornada de huelga se ha desarrollado con 'normalidad, tranquilidad y cumplimiento de los servicios mínimos', aunque se ha mostrado preocupado por la imagen exterior que puede ofrecer el país por incidentes 'puntuales y concretos' que no se han producido de forma generalizada.

En un comunicado conjunto, CEOE y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) han cifrado el seguimiento de la huelga en menos de un 15%. Las organizaciones reafirman que ha habido un seguimiento desigual según sectores y Comunidades Autónomas y han recordado que una huelga general 'tiene efectos muy negativos sobre la actividad y la imagen de España' y va 'en dirección contraria a las medidas necesarias para salir de la crisis'.

CEOE y CEPYME han subrayado que 'con una altísima tasa de paro, una urgente necesidad de recuperar la competitividad perdida y una estrecha vigilancia por parte de los mercados financieros y de las instituciones europeas', esta huelga general 'es inoportuna y va en dirección contraria a las medidas necesarias para salir de la crisis'.

Para los empresarios, la huelga es 'inportuna'

Además, han añadido que la huelga ha tenido 'un cierto alcance' en varios sectores y en muchas pymes, 'en buena parte por haber desarrollado pactos con los sindicatos' de ausencia al trabajo 'que permitan justificar la no presencia en el mismo para muchos trabajadores, a través de días de vacaciones u otras fórmulas de exención del cumplimiento de la jornada'.

Anteriormente, Rosell confiaba en que la 'tranquilidad' se mantenga para recuperar 'la normalidad' y volver a pensar que España está en una situación 'complicada y difícil' que obliga a todos a trabajar 'en la misma dirección' con 'pocas protestas' y con propuestas 'serias, constructivas, con poca demagogia y mucha calculadora en la mano'. En este sentido, Rosell ha admitido que 2012 será un año 'duro' y las reformas que habrá que poner en marcha costarán a todos 'mucho'. 'Por no decir muchísimo', ha añadido, tras confiar en que 2013 sea un ejercicio 'muchísimo mejor'.

Rosell admite que 2012 será un año 'duro' 

El patrón de patronos ha reconocido que el Gobierno ha puesto medidas en marcha que no gustan a los empresarios y se ha mostrado convencido de que encontrarán otras iniciativas con las que no están de acuerdo en los Presupuestos que se aprobarán mañana. 'Pero no vamos a hacer dogma de fe', ha indicado, tras resaltar la importancia de 'arrimar el hombro'.

En cualquier caso, ha dicho que 'normalidad, tranquilidad y cumplimiento de los servicios mínimos' son las palabras que mejor definen esta huelga, con 'ligeras excepciones' a las que la CEOE no quiere dar la categoría de 'máxima importancia'. Sí ha reconocido, en cambio, que los servicios mínimos en algunos sectores o subsectores no han sido suficientes, algo que habrá que plantearse para futuras huelgas.

Preguntado por si los sindicatos deben reflexionar tras la jornada de huelga, Rosell se ha limitado a decir que la huelga es un derecho constitucional y que los representantes de los trabajadores han decidido hacerla 'y punto', aunque a la CEOE no le gustan este tipo de paros. 'Tenemos tantas cosas que hacer que no nos vamos a dedicar a hablar de la huelga', ha subrayado, tras asegurar que partidos, Gobierno, oposición y sindicatos se van a tener que entender para salir de la crisis.