Público
Público

Los empresarios rompen el pacto de la cena en Moncloa

La patronal se comprometió con Zapatero a no hacer peticiones inasumibles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, convocó a mediados de mayo a los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, junto con el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, a una cena secreta en la Moncloa con el fin de restablecer el Diálogo Social, quebrado en aquel momento.

De la cena brotó el compromiso de las partes de no poner sobre el tapete compromisos 'inasumibles', entre los que se contaban las peticiones de la patronal de contrato único y rebaja de cotizaciones.

Posteriormente a la cena, que tuvo lugar después de que a Gerardo Díaz Ferrán se les escapara en un micrófono abierto que la 'culpa de la crisis es de Zapatero', el discurso de la patronal se suavizó palpablemente y se aparcó la petición de contrato único. De hecho, el secretario general de la organización, José María Lacasa, expuso sus demandas en el Congreso de los Diputados, con motivo del proyecto de Ley de medidas de Fomento del Empleo que se está tramitando, y optó por no mencionar el famoso contrato de crisis.

La ruptura por parte de la patronal del statu quo ha causado una fuerte sorpresa entre las partes presentes en aquella cena y que habían seguido con agrado el cambio de actitud de los empresarios.

Se dio la coincidencia de que durante este periodo de pax laboral, el Consejo de Ministros aprobó modificar una línea de crédito que el ICO había concedido a Argentina en 2001, con una ampliación de 250 millones de euros. Diversas fuentes empresariales apuntan a que Argentina podría usar ese dinero para saldar un pedido de aviones que Aerolíneas Argentinas tiene comprometido con Airbus. Así, Marsans, la compañía que dirige Gerardo Díaz Ferrán y que hasta ahora era propietaria de Aerolíneas, podrá recuperar parte de una señal entregada a Airbus y dar por terminado, al menos en parte, el largo conflicto que mantiene con el estado argentino.