Público
Público

Los empresarios ven el acuerdo como un estímulo

Sólo el presidente del BBVA lo considera insuficiente y pide más sacrificios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El pacto social es bueno pero no es suficiente. Hay que hacer más fotos y con más gente porque queda mucho trabajo por delante'. Así de contundente se mostró ayer el presidente de BBVA, Francisco González, pocos minutos después de que el acuerdo fuera refrendado en la Moncloa. Para el banquero, los movimientos que últimamente ha realizado el Gobierno 'van en la buena dirección, están en la carretera correcta', pero necesitan más contundencia, más rapidez y un ámbito de actuación más amplio, sobre todo para aprobar 'una reforma laboral de verdad, que cree empleos, con un sistema único de contratación'.

Sólo así, defendió González, se podrá aprovechar la 'ventana de oportunidad única' que tiene España de salir adelante. Pese a sus advertencias, dejó claro que 'las cosas van un poquito mejor y que, por primera vez en tres años', se ve la luz al final del túnel. Para ahondar, precisamente, en la vía de la recuperación, el presidente de BBVA volvió a condicionar el ajuste con el crecimiento. 'Las fórmulas que debe aplicar el Gobierno para que la economía crezca rápido y para reducir el paro son archiconocidas, no hay atajos, hay que sacrificarse y hacer del país un país de progreso', insistía González.

En la línea del positivismo se alineó César Alierta. 'El acuerdo social abre el camino a una mejora clara de la senda de crecimiento de la economía española', expresaba ayer el presidente de Telefónica. A su juicio, el pacto supone una inyección de confianza para la situación económica del país que se está reflejando en el cambio de actitud de los mercados. 'Ha habido una mejora de la confianza en la economía española muy significativa en este último mes', destacaba Alierta.

Más firme se mostró Miquel Valls, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. 'El pacto social representa el principio de la recuperación económica' porque crea un entorno de confianza con el que es mucho más fácil avanzar en aspectos de la letra pequeña como las condiciones de contratación de los jóvenes o la Formación Profesional. Además, Valls abogó por que la senda de diálogo que ha abierto el pacto social se utilice en futuros escenarios de negociación entre las centrales sindicales y la CEOE. 'Este espíritu no se puede perder. Es bueno que el Gobierno pueda colaborar en próximos encuentros entre los sindicatos y la patronal'.

Mientras, José Manuel Martínez, presidente de Mapfre, a la vez que se felicitaba por el acuerdo, se mostró más pragmático en sus valoraciones. 'Sería una pena que no se aprovechara esta circunstancia para fomentar el ahorro y las pensiones privadas. Hay que explicárselo a la gente de la misma manera que se le dice que se necesitan más contribuyentes según aumentan los jubilados', indicó Martínez, que abogó por una mayor deducción fiscal a los planes privados.