Público
Público

Las empresas deberán designar a un coordinador en caso de pandemia de gripe A

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Para hacer frente a la gripe AH1N1, el Ministerio de Sanidad, junto a diversas sociedades científicas, ha recomendado hoy la atención sanitaria telefónica, a la vez que, junto a patronal y sindicatos, ha presentado la guía de actuación para empresas que incluye la figura de un coordinador.

Las sociedades científicas se han reunido por la mañana con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para hablar del nuevo virus y han sugerido que, para hacer frente a su previsible repunte en otoño, las comunidades autónomas deberían crear servicios telefónicos.

El posible infectado explica por teléfono los síntomas al personal sanitario, que hace un diagnóstico de la enfermedad y lo deriva a otro tipo de atención si así lo requiere.

De esta forma se evitan contagios, ya que al no tener que acudir a un centro de salud no infecta a otras personas, ha explicado el presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar, Luis Aguilera.

Además, se evitan contagios a personas que acuden a centros sanitarios, muchas de las cuales son "especialmente vulnerables" al virus de la gripe por las patologías previas que presentan, ha señalado el presidente de la Sociedad Española de Salud Pública, Andreu Segura.

En este sentido, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha señalado que algunas comunidades autónomas ya han puesto en marcha dispositivos de este tipo que se "podrían reforzar" en caso de recrudecimiento de la pandemia.

Por la tarde, Jiménez, junto a representantes sindicales y de la CEOE, ha presentado la Guía para la elaboración del Plan de Actuación de las empresas o centros de trabajo frente a emergencias (pandemia de gripe), en la que se destaca que se deberá designar a un coordinador y a un equipo con responsabilidades y funciones bien definidas para responder en caso de una pandemia.

La ministra ha dicho que este documento es una "herramienta de ayuda" o guía marco, pues cada empresa, dependiendo de su número de trabajadores y de su singularidad, deberá acoplarla a sus necesidades.

Ha explicado que es importante asegurar "el menor impacto posible en la economía de la empresa y en la salud de sus trabajadores".

Para ello, las empresas también deberán determinar las formas de transferir los conocimientos importantes de las mismas a empleados claves, especificando qué áreas y quiénes son los empleados esenciales.

Se tendrán que valorar los productos y los servicios fundamentales que necesitará la empresa durante una pandemia para no interrumpir el funcionamiento de la misma o centro de trabajo.

Además, se determinará el posible impacto en las finanzas de la empresa, y se identificarán los documentos esenciales de la empresa y su acceso a ellos en caso de necesidad.

Asimismo, se deberán establecer pautas de higiene para prevenir la propagación de la gripe en el trabajo, recomendando lavarse las manos a menudo y cubrirse al toser.

El director del Departamento de Relaciones Laborales de la CEOE, José de la Cavada, ha dicho que el Ministerio de Trabajo también debería de prever una situación de pandemia que podrían ocasionar problemas productivos y de personal a los que, "si fuera necesario", debería "hacer frente el propio sistema de la Seguridad Social".

La directora del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene del Trabajo, Concepción Pascual, ha dicho que el Ministerio "tiene regulado cómo actuar" en todos los posibles casos relacionados con las coberturas sanitarias y de Seguridad Social.

El portavoz de la Federación de Servicios y Administraciones Públicas de CCOO, Pedro J. Linares, ha destacado que la nueva guía no sólo se fija en los temas económicos, sino que "se plantea los problemas derivados de la salud de los propios trabajadores".

Por su parte, la secretaria de Políticas Sectoriales de UGT-Madrid, Carmen López, ha comentado que Trinidad Jiménez le ha expresado su compromiso de elaborar la Ley de Salud Pública.