Público
Público

Las empresas del Ibex han recortado sus plantillas un 9,9% durante la crisis

Las cúpulas de la gran empresa ganan un 15% más entre 2007 y 2011, aunque los beficios han caído un 36%,  según un estudio de CCOO.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las empresas del Ibex 35 han retribuido a sus consejeros y directivos de forma 'excesiva y desproporcionada' y han repartido más dividendos entre sus accionistas a pesar de la crisis que arrancó en 2007, mientras han reducido sus plantillas en España, según denuncia un estudio de CCOO.

Según el estudio del sindicato , las grandes empresas españolas que cotizan en bolsa han reducido su plantilla en España, mientras que la han aumentado en el resto del mundo. En concreto, han pasado de tener 570.453 trabajadores en España en 2007,  a emplear a 513.938 en 2011; esto es 56.515 personas menos, lo que representa un descenso del 9,9%. En el resto del mundo, la plantilla se ha incrementado en los cinco años analizados en 256.466, hasta los 925.859 empleados.

El estudio de CCOO apunta que,  aunque la composición de los grupos de empresas comparadas no es homogénea por la internacionalización y la venta de participadas para superar la crisis, la plantilla media de las compañías del Ibex 35 se situaba en 2011 en los  1.425.646 trabajadores, frente a los 1.221.505  de 2007. En este periodo, el salario medio ha crecido un 12,9%, de 29.356 euros a 33.145 euros. Se trata, sin embargo, de un incremento inferior al que han logrado los miembros de los consejos de administración o los directivos de las compañías, que en estos cinco años han aumentado sus remuneraciones un 15,2%, al haber pasado de 569 millones de euros en 2007 a 655,9 millones en 2011.

El aumento de las ganancias de las cúpulas de las grandes empresas se ha producido en paralelo a un descenso de las cuentas de resultados de las compañías. El beneficio atribuido de las empresas del Ibex 35 en 2011 alcanzó los 30.437 millones de euros, un 36,3% menos que en el año 2007, cuando ascendía a 47.811 millones de euros.

En el caso de los consejeros (en 2011 había 482, mientras que en 2007 eran 474) los emolumentos recibidos fueron de 286 millones en 2011, el 6,5% más que los 268,5 millones de 2007. En concreto, la remuneración media de los consejeros ejecutivos aumentó un 23,6%, la de los consejeros dominicales permaneció 'prácticamente congelada', con un incremento del 0,8%, mientras que la de los independientes aumentó un 13,5%. Por contra, la de los externos se redujo un 41,9%.

Por su parte, las retribuciones a los directivos se incrementaron un 22,9%, pasando de 300,9 millones en 2007 a 370 millones en 2011. En relación al beneficio de la empresa, estas remuneraciones han pasado del 0,6% en 2007 al 1,2% cinco años después.

Otra comparación que hay en el estudio es entre los salarios medios de las estructuras ejecutivas y directivas de las empresas con los de sus trabajadores. En 2007 los consejeros ejecutivos ganaban 76,4 veces más que sus asalariados, cifra que en 2011 ha crecido a 83,6.

Durante la presentación a los medios de comunicación, el secretario de Comunicación y Organización del sindicato, Fernando Lezcano, ha destacado que la 'relevancia' de este informe se debe tanto a la coyuntura económica actual del país 'como a la falta de vergüenza con la que se abordan ciertas consideraciones, como que los costes laborales lastran la competitividad de las empresas españolas o que hay que ajustarse el cinturón'. Por su parte, el secretario de Seguridad Social y Previsión Social Complementaria de CC.OO., Carlos Bravo, ha indicado que, aunque no se pueden plantear las mismas cuestiones en todas las empresas, el informe demuestra que no hay relación entre los beneficios de las empresas y las retribuciones de los consejos. Por ello, la organización ha pedido que esos beneficios se reinviertan en la propia empresa para crear empleo 'o para reducir su deuda'.

En 2011, las compañías del Ibex 35 destinaron a dividendos 92.567 millones de euros, el 70,8% de los beneficios, mientras que para las reservas solo fueron 38.174 millones, el 29,2%. El estudio subraya que, 'pese a la mala marcha de la economía, en tres de los cinco ejercicios analizados las empresas han destinado más del 75% del beneficio a dividendos'.

Para la organización, estos datos demuestran que las compañías no están repartiendo el peso de la crisis, pues, aunque la situación económica también ha afectado a las empresas cotizadas, 'no ha incidido en la misma forma en las remuneraciones de gestores y directivos'.