Publicado: 24.11.2014 12:57 |Actualizado: 24.11.2014 12:57

Las empresas ganan un 64% más hasta septiembre, mientras los salarios apenas suben el 0,6%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El beneficio neto de las empresas no financieras españolas aumentó en un 62,4 % en los nueve primeros meses del año, en comparación con el mismo periodo de 2013, según los datos ofrecidos por la Central de Balances del Banco de España. El crecimiento de los beneficios empresariales, atribuido al "impacto favorable que tuvieron los resultados atípicos en este periodo", contrasta con la práctica congelación de los sueldos en lo que va de año. Según los datos del Ministerio de Empleo, la subida salarial contemplada en los convenios colectivos firmados hasta octubre se sitúa en el 0,57%.

Ha insistido en que actualmente se mantiene la pauta de moderación salarial, "que es compatible con el crecimiento modesto del coste laboral por trabajador" en las empresas de la Central de Balances. El Banco de España considera que "ya se da el escenario" en el que las empresas más dinámicas y competitivas han mejorado su productividad y se encuentran en condiciones de subir los salarios. "Las ganancias de competitividad podrían ser compatibles con crecimientos salariales más altos en empresas con potencial de crecimiento superior", ha apuntado el director general del servicio de estudios del Banco de España, Malo de Molina.

Según el Banco de España, los nueve primeros meses del año muestran "una prolongación en la tendencia de paulatina recuperación de la actividad", gracias a la reactivación de la demanda interna y el mantenimiento del "dinamismo" de las exportaciones. El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, Jose Luis Malo de Molina, ha señalado en un encuentro con medios la "tendencia a la mejoría claramente se afianza en 2014 y se establece una pauta de recuperación con una entrada en crecimiento del valor añadido de las empresas y un crecimiento de los beneficios empresariales".

Malo de Molina ha asegurado, además, que la creación de empleo es el "rasgo más esperanzador" de la recuperación de la actividad empresarial y de la economía española en 2014. A su juicio, este comportamiento del empleo se ha visto favorecido por la moderación salarial. Malo de Molina ha asegurado que en 2012 y 2013 se estabilizaron los costes laborales, con crecimiento cero, y ha hecho hincapié en que la creación de empleo es lo que sostiene y favorece la demanda interna y las expectativas de las empresas y los consumidores.

La Central de Balances muestra que las plantillas se contrajeron un 2,3% en 2013 y aún siguieron haciéndolo hasta septiembre, en un 0,5%. En todo caso, Malo de Molina aseguró que este porcentaje negativo, que "contrasta con la recuperación que evidencia el conjunto de economía", es fruto del peso de las grandes empresas sobre la encuesta y no refleja la tendencia a la creación neta de empleo. Los gastos de personal, que se habían contraído un 2,1% en 2013, se elevaron ligeramente hasta septiembre de 2014, en un 0,4%, debido no solo a la reducción de empleo, sino también a un incremento de las remuneraciones medidas.

El valor añadido de las empresas, que se había ralentizado un 3,1% en 2013, se convirtió en los nueve primeros meses de 2014 en un "modesto" ritmo de expansión del 0,2%, con lo que se dan las primeras tasas positivas desde 2010. Además, entre enero y septiembre se redujeron en un 1% los gastos financieros, gracias al retroceso de los niveles de deuda y al "menor nivel de tipo de interés pagado". Así, Malo de Molina ha subrayado que "el nivel de deuda muestra una clara tendencia a la disminución", un descenso especialmente marcado entre las compañías más apalancadas, es decir, que el saneamiento de balance es más intenso "en las empresas que más lo necesitan".

"La economía está creciendo y ya no hay situación de crisis"

El director general del servicio de estudios del Banco de España ha asegurado hoy que la crisis ha concluido para las empresas que han entrado en beneficios pero no para los ciudadanos, que tienen que enfrentarse a elevadas tasas de paro y menor nivel de bienestar. Malo de Molina ha explicado que en términos empresariales "es obvio" que la economía española dejó atrás hace varios meses la recesión, "la economía está creciendo y ya no hay situación de crisis".

Malo de Molina también ha asegurado que "todas las variables empresariales" se comportan en situación de dinamismo y aquí ha recordado que en 2014 "se crea empleo, mejoran los excedentes y aumentan los beneficios". No obstante, ha reconocido que cuando la gente pregunta por el final de la crisis "tiene en la cabeza cosas muy distintas". En este sentido ha admitido que si se habla de absorción del empleo, la crisis no ha acabado y tampoco si se hace la comparativa con los datos de actividad de antes de 2008.

Aquí ha desvelado que España está "un 6% por debajo del PIB que había ese año". Además ha añadido que en términos de bienestar y renta per cápita, España también se sitúa un 8% por debajo del año en que se inicio la crisis.