Publicado: 08.05.2014 11:02 |Actualizado: 08.05.2014 11:02

Las empresas y familias en quiebra bajaron casi un 30% en el primer trimestre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron 2.090 durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 29% respecto al mismo periodo de 2013, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este jueves.

En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores ascendieron a 178, lo que supone un descenso del 24,3% respecto al mismo trimestre de 2013, mientras que las empresas concursadas bajaron un 29,4%, hasta sumar 1.912 procedimientos de quiebra.

En tasa intertrimestral (primer trimestre de 2014 sobre último trimestre de 2013), el número de deudores concursados retrocedió un 8,5%, su mayor descenso en un primer trimestre en los últimos cinco años. Este recorte se debió a la caída de las empresas en concurso (-9,6%), ya que las familias en quiebra aumentaron entre enero y marzo un 5,3%.

Más del 78% de las empresas que entraron en concurso entre enero y marzo eran sociedades limitadasMás del 78% de las empresas que entraron en concurso entre enero y marzo eran sociedades limitadas, frente al 16,4% de sociedades anónimas. En concreto, las sociedades anónimas que entraron en concurso durante el primer trimestre bajaron un 34% en tasa interanual, hasta totalizar 315, en tanto que las sociedades limitadas que se vieron inmersas en esta situación descendieron un 28,7%, hasta los 1.500 procedimientos.

Las personas físicas con actividad empresarial también recortaron los procesos concursales, un 28,9% en tasa interanual, aunque los incrementaron un 8% respecto al último trimestre de 2013, hasta sumar 54.

Durante el primer trimestre, los concursos voluntarios ascendieron a 1.945, un 30,8% menos, en tanto que los necesarios crecieron un 8,2%, hasta un total de 145. Por clase de procedimiento, los ordinarios bajaron un 63,3%, con 348 procesos, y los abreviados retrocedieron un 12,8%, hasta sumar 1.742 procedimientos.

El 24,1% de las empresas que entraron en concurso entre enero y marzo tenían como actividad principal la construcción (460 concursos), mientras que el 19,5% se dedicaba al comercio (372 empresas concursadas) y el 15,6% a la industria y energía (299). En total, estos tres sectores concentraron casi seis de cada diez procedimientos concursales del primer trimestre.

El 28,6% de las empresas concursadas hasta marzo se concentraron en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros) y eran principalmente sociedades limitadas. Además, una de cada cuatro empresas concursadas tenía una antigüedad de 20 o más años, frente al 9,3%, que tenían cuatro o menos años de vida.

Por comunidades, Catalunya, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía fueron las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en el primer trimestre, dado que acapararon más del 60% del total de procedimientos. En concreto, Catalunya sumó 450 concursos, Madrid registró 316, Comunidad Valenciana tuvo 265, y Andalucía, 231.

En términos interanuales, las regiones donde más bajaron los deudores concursados fueron Baleares (-85,2%), Asturias (-57,6%) y Aragón (-46,2%), mientras que las únicas que presentaron repuntes respecto al primer trimestre de 2013 fueron La Rioja (+25%) y Canarias (+20,3%). Las regiones con menos suspensiones de pagos en el primer trimestre fueron Asturias, con 28 procedimientos, y La Rioja y Navarra, ambas con 30 procesos.

Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso.