Público
Público

La encíclica del Papa "guió" los trabajos del G-8

Franco Frattini asegura que también tuvieron en cuenta la carta enviada por Ratzinger en la que pedía "soluciones justas para todos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Exteriores de Italia, Franco Frattini, ha asegurado que la encíclica social del Papa Benedicto XVI 'guió' los trabajos de la cumbre del G-8, que se celebró la semana pasada en la ciudad de L'Aquila (centro de Italia).

Frattini hizo estas declaraciones esta mañana al programa Uno Mattina, del primer canal de la Rai, televisión pública de este país.

Según el jefe de la diplomacia italiana, los líderes de las principales economías del mundo también tuvieron en cuenta la carta que el Pontífice dirigió al primer ministro de Italia pocos días antes de la cita y en la que pedía a los grandes de la tierra buscar soluciones justas para todos, especialmente para los más pobres y desfavorecidos.

Ambos documentos contenían 'enseñanzas preciosas'. El Gobierno italiano 'había enfocado su presidencia (del G-8) hacia la ética y hacia poner a la persona en el centro y el Papa ha coronado' este objetivo con sus mensajes, aseguró el ministro.

De hecho, Frattini ha considerado que no hay que dar por descontado que el Papa publicara ambos documentos en coincidencia con la cumbre y tampoco que su contenido fuera 'tan importante'. Por estas razones 'estamos agradecidos al Santo Padre', añadió.

El Vaticano publicó la tercera encíclica del Papa, Caritas in veritate ('Caridad en la verdad') el pasado martes 7 de julio.

En ella, arremete contra el capitalismo salvaje que ha conducido a la actual crisis económica internacional y propone la instauración de nuevas reglas, basadas en la ética y en la solidaridad.

Los cerca de 40 jefes de Estado y de Gobierno y máximos responsables de organismos internacionales que acudieron a la cumbre recibieron una copia de la encíclica, que ha sido traducida a numerosas lenguas, entre ellas, el español.