Público
Público

Encuentro literario entre Neuman, Simonetti y Abad Faciolince en Viva América

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los escritores latinoamericanos Andrés Neuman, Pablo Simonetti y Héctor Abad Faciolince discurrieron hoy sobre "Personajes y personas. Ficciones y fricciones" a través de imágenes que develan facetas de escritores, apologías a personajes novelísticos y citas a textos literarios.

En el evento enmarcado en el festival Viva América organizado por Casa de América, el argentino Neuman sacó a relucir su "álbum literario de personajes admirados" y mostró imágenes reveladoras de poetas de habla hispana. En ellas se observaba por ejemplo, ejemplares de un Francisco de Quevedo "gordezuelo" y otra en donde se ve "viejo".

Las imágenes eran además acompañadas de la voz del argentino recitando alguna de las obras de los ahí mostrados, que reforzaban lo que se veía. Sor Juana aparece en un retrato de pelo suelto y para completar el cuadro Neuman recitó un poema de ella sobre la vanidad.

Con el mismo proceso Neuman mostró y contó una faceta de los escritores Horacio Quiroga, Alfonsina Storni, García Lorca, Fernando Vallejo y Virgilio Piñera.

El chileno Pablo Simonetti discurrió sobre la relación entre literatura e identidad. Para él los creadores de la escritura tienen diferentes fuerzas de empuje. Con este recurso los escritores se encuentran consigo mismos, o hallan un grado de verdad.

Pero los narradores tienen a veces pocos parecidos en cuanto a su comportamiento social; a modo de ejemplo el chileno citó el caso de Evelyn Waugh, escritor de "Retorno a Brideshead" y de su trato con un periodista, que recibió en una suite lujosa, en bata y en la cama.

A modo de contraste, Simonetti contó que la escritora Alice Munro recibió a otros periodistas en la casa donde había vivido durante treinta años, y al ser preguntada sobre lo que más le gustaría, ella contestó que su mayor deseo sería que el día de mañana fuera igual al anterior.

Por otro lado para el escritor chileno los grandes escritores dan vida a grandes personajes, y la fuerza identitaria que existe en el narrador se encara a través de ellos, y no de la trama.

En cuanto al papel del lector, el ponente afirmó que incluso cuando fantaseamos recordamos quiénes somos y que el lector lee a través del sentimiento, amando a unos y odiando a otros.

Por su parte, el colombiano Héctor Abad Faciolince discurrió sobre los dos caminos que para él son complementarios en la creación una obra: la enajenación y el ensimismamiento.

A través de estos procesos, "mentes poderosas" pueden crear personajes "más vivos y más recordados" que individuos que sí vivieron. Ejemplo de ello sería la Julieta de Shakespeare o el Sancho Panza de Cervantes.

Para él, la distinción entre ficción o no ficción es más accesoria para escribir que la utilización del ensimismamiento y la enajenación.

Para ilustrar esta idea Abad Faciolince comentó que a veces la realidad, o el avance de la ciencia, pueden enseñar cosas que nunca antes habían sido imaginadas, pero que a partir de éstas, también se puede volver a crear una ficción.

Lo más difícil en el proceso creativo, concluyó el colombiano, es mirar las cosas y traducirlas en palabras, lo que Borges calificaría de "abrumador deber" en uno de sus textos.