Público
Público

El Endeavour se separa de la EEI y comienza el retorno a la Tierra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El transbordador Endeavour se separó hoy de la Estación Espacial Internacional (EEI) para iniciar el retorno a la Tierra tras una misión al orbitador para instalar un nuevo módulo y un mirador.

La maniobra se llevó a cabo a las 00.54 GMT del sábado bajo la dirección del piloto y astronauta Terry Virts, quien tras la separación condujo la nave en un vuelo de despedida en torno a la estación.

El Endeavour comenzó a alejarse de la EEI cuando ambas naves pasaban sobre el océano Atlántico aproximándose a la costa occidental y el territorio de Mauritania, indicó el control de la misión de la NASA en el Centro Johnson de Vuelos Espaciales en Houston (Texas).

"Lamentamos dejarlos. Espero que disfruten del módulo Tranquility", señaló el comandante de la misión, el astronauta George Zamka a los tripulantes de la EEI.

Completada la separación y a una distancia prudente de la Estación Alfa, la tripulación desprendió el sensor del Endeavour para realizar una última revisión al escudo térmico de la nave.

La nave, que realizó la misión STS-130 de los transbordadores, se mantendrá en órbita terrestre hasta que comience las maniobras de descenso y su regreso al Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.) el domingo a las 22.16 hora local (03.16 GMT del lunes).

Las operaciones conjuntas entre las tripulaciones del Endeavour y de la EEI concluyeron el viernes a las 08.08 GMT cuando se cerraron las escotillas que las comunicaban.

Ese acto puso fin a más de nueve días de trabajo, y tres caminatas, que incluyó la instalación de Tranquility y un mirador que permitirá a los astronautas tener una visión panorámica de la Tierra y del espacio que la rodea.

El cierre ocurrió después de un acto de despedida en el módulo Harmony que reunió hoy a los tripulantes del Endeavour y a los actuales ocupantes de la Estación Espacial Internacional.

Durante la ceremonia Zamka desveló una placa que dedica el mirador al astronauta Charles Lacy Veach, quien inició el desarrollo de la cabina.

Lacy Veach, quien fue tripulante de las misiones STS-39 en 1991 y la STS-52 en 1992, murió de cáncer en 1995.

También dejaron en la cúpula una roca lunar llevada a la Tierra por los tripulantes de la Apolo 11 y puesta en la cumbre del Everest por el astronauta Scott Parazynski junto a algunos trozos de ese monte.

Al continuar su viaje otros millones y millones de kilómetros la roca y los trozos serán "un recordatorio del alcance y el temple del hombre" en la exploración espacial, dijo Zamka.

La próxima de las últimas cuatro misiones de los transbordadores será realizada por el Discovery y su iniciación está prevista para el 5 de abril.