Público
Público

Endesa ganó 2.675 millones en 2007, el 9,9% menos por la ausencia de extraordinarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Endesa, la primera eléctrica española por capacidad, obtuvo el año pasado un beneficio neto de 2.675 millones de euros, cifra que representa una caída del 9,9 por ciento respecto a 2006, ejercicio en el que la compañía contabilizó varias partidas de ingresos extraordinarios.

En 2006 la eléctrica obtuvo 719 millones de euros de las plusvalías por desinversiones de activos, efectos fiscales en sus filiales de Italia y Chile, la bajada de impuestos en España y el reconocimiento de los sobrecostes de la generación extrapeninsular, según explicó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Si se descuenta el efecto de estos conceptos en las cuentas de 2006, el beneficio neto registrado por Endesa el año pasado creció el 14,2 por ciento.

El resultado bruto de explotación (EBITDA) aumentó el 4,9 por ciento, hasta alcanzar los 7.485 millones de euros, mientras que el beneficio neto de explotación (EBIT) fue de 5.596 millones, el 6,8 por ciento más.

La cifra de ingresos ascendió a 21.931 millones, lo que supone un incremento del 6,6 por ciento.

La eléctrica generó el pasado año 183.966 gigavatios-hora (GWh), un 1,3 por ciento menos que en el ejercicio anterior, por las caídas de la producción registradas en Europa (6,1 por ciento), achacables a la menor demanda en Italia y Francia, y Latinoamérica (4,1 por ciento), donde hubo problemas de abastecimiento de gas y menor hidraulicidad.

Las ventas de electricidad ascendieron a 227.502 GWh, un 3,3 por ciento más.

Durante el año pasado la compañía invirtió 4.746 millones de euros, de los que 2.913 millones se destinaron a activos materiales e inmateriales en España y Portugal.

Asimismo, el pasado año Endesa vendió un 2 por ciento de Red Eléctrica de España (REE) y redujo su participación en el transportista eléctrico hasta el 1 por ciento, y continuó con la venta de activos inmobiliarios.

Estas dos operaciones le reportaron unos ingresos de 178 millones y unas plusvalías brutas de 141 millones.

En cuanto a la situación patrimonial, a 31 de diciembre pasado la deuda financiera neta de la empresa ascendía a 21.412 millones de euros, un 7,9 por ciento superior a la registrada en la misma fecha de 2006.

No obstante, la eléctrica tiene reconocido un derecho de cobro de 3.385 millones por el déficit tarifario de 2006 (1.558 millones) y por los sobrecostes de la generación extrapeninsular (1.827 millones), lo que reduce su endeudamiento neto a 18.027 millones.

El déficit de tarifa de 2007 estimado por Endesa asciende a 1.320 millones de euros, de los que a la eléctrica le corresponden 583 millones.

Por áreas de negocio, España y Portugal arrojó un EBITDA de 3.830 millones de euros, el 6,2 por ciento más, una vez eliminado el efecto de los ingresos extraordinarios mencionados.

El pasado año fue un ejercicio caracterizado por una moderada demanda de electricidad y un descenso del 28 por ciento en los precios del mercado eléctrico (pool), efectos que Endesa compensó en parte por la caída del precio del CO2, que pasó de 6,45 euros por tonelada a 0,02 euros.

Los cambios en la retribución de la actividad de distribución impulsaron las ventas de este negocio un 12,8 por ciento.

En Latinoamérica, Endesa alcanzó un EBITDA de 2.534 millones, lo que representa un incremento del 15,8 por ciento. A pesar del descenso de la producción en la región, la fuerte demanda consiguió elevar las ventas totales de energía un 5,7 por ciento.

Por último, en Europa la compañía afrontó un difícil entorno marcado por un descenso del consumo de electricidad en Francia e Italia a causa de las benignas temperaturas del primer trimestre de 2007.