Publicado: 26.02.2014 16:14 |Actualizado: 26.02.2014 16:14

Endesa también reduce sus inversiones en España a lo mínimo obligado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Endesa ha reducido sus inversiones en distribución eléctrica en España hasta los umbrales necesarios de "seguridad y mandato" del Gobierno, sin descuidar "niveles muy satisfactorios de calidad", afirmó el consejero delegado de la compañía, Andrea Brentan, en una confrencia con analistas. La compañía ha reducido un 33% sus inversiones en España y Portugal en 2013, hasta 604 millones, y trabaja en reducciones adicionales de costes, como respuesta a un escenario en el que "la demanda no está subiendo" y en el que las medidas regulatorias adoptadas desde 2012 por el Gobierno tuvieron un impacto el pasado año de 1.300 millones.

Brentan calificó además de "sorpresa" que "las tecnologías solares salgan mejor paradas que el viento" en el borrador de real decreto sobre renovables en el que trabaja el Ministerio de Industria. "Habrá que ver cómo se publica finalmente" el decreto tras su paso por el Consejo de Ministros, señaló el consejero delegado de Endesa, antes de atribuir su retraso a "lo complicado" del nuevo mecanismo de retribución, en el que se asignan las rentabilidades en función varios centenares de instalaciones tipo. Brentan coincidió con la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) en que el nuevo sistema de revisión de precios eléctricos diseñado por el Gobierno puede generar "altos niveles de alarma social".

Endesa obtuvo un beneficio neto de 1.879 millones de euros en 2013, lo que supone una reducción del 8% respecto al obtenido en el mismo periodo del año anterior, por el impacto de las medidas regulatorias y fiscales introducidas en España en 2012 y 2013. Sólo las medidas aplicadas durante el pasado año han reducido el beneficio neto en 659 millones de euros, según ha informado este miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, el beneficio neto del negocio de España y Portugal cayó un 17%, como consecuencia de dichas medidas, hasta situarse en 1.176 millones, con una contribución del 63% al resultado neto total. Frente a este retroceso, el beneficio neto de Latinoamérica se situó en 703 millones, un 13% más, gracias a la buena evolución del negocio y al reconocimiento, por parte del Gobierno argentino, de la compensación de las variaciones de costes no trasladados a tarifa desde 2007 hasta febrero de 2013. Estos dos efectos compensaron la devaluación de las monedas locales frente al euro.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) registró una reducción del 4% en 2013, hasta 6.720 millones de euros. Esta disminución se corresponde, por una parte, con una caída del 14% en el negocio de España y Portugal, con 3.277 millones, y, por otra, con un aumento del 7% en el negocio de Latinoamérica, hasta 3.443 millones.

En el negocio de España y Portugal, las medidas fiscales aplicadas en 2013 (664 millones de euros más en costes) y el resto de medidas adoptadas por el Gobierno (269 millones de euros menos en ingresos) tuvieron un impacto en el Ebitda de 933 millones de euros. A ello se añade a los 396 millones del impacto anual recurrente para Endesa de las medidas regulatorias puestas en vigor en 2012. La suma de todas las medidas fiscales y regulatorias aplicadas en España desde el inicio de 2012 han tenido un impacto negativo total de 1.329 millones de euros en el Ebitda de 2013.