Publicado: 08.10.2014 09:39 |Actualizado: 08.10.2014 09:39

Endesa reparte 14.606 millones en dividendos y dedica 2.500 millones a inversiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La eléctrica Endesa ha presentado este miércoles un plan de inversión hasta 2016 fundamentado en España y en los negocios regulados, al tiempo que anunció una generosa retribución para sus accionistas que continuará si no encuentra alternativas de crecimiento por la vía de las adquisiciones.

La compañía repartirá la cuantiosa derrama fundamentalmente a su matriz italiana Enel, que controla más del 92% del capital. En una reunión con analistas, la empresa dijo que invertirá 2.500 millones de euros en España, Portugal y Francia entre 2014 y 2016, destinando más del 50% negocios regulados como el de redes de distribución. La eléctrica presidida por Borja Prado y ahora pilotada por el consejero delegado José Damián Bogas precisó que la inversión orgánica se centrará exclusivamente la Península Ibérica, aunque tampoco descartó crecer mediante compras, confirmando su interés en el proceso de venta de los activos españoles de la alemana E.On. "Estamos analizando la oferta y tomaremos una decisión en unos días", dijo José Damián Bogas en una conferencia con inversores y analistas en Londres.

Dos fuentes conocedoras de la situación consultadas por Reuters dijeron que Endesa está solo interesada en los activos de redes y en la cartera de clientes del mercado español. Pero si Endesa finalmente no encuentra ningún objetivo de compra, optará por distribuir nuevos dividendos extraordinarios después de haber anunciado el reparto de más de 14.500 millones en cuestión de un mes.

En un mercado español con las expectativas de crecimiento menguadas por la reforma eléctrica, Endesa apuesta por atraer al accionista con una retribución generosa que comenzará con el reparto de un dividendo extraordinario de 6 euros por acción o un total de 6.352 millones de euros. El grupo financiará este dividendo extraordinario reapalancándose tras la venta de sus negocios latinoamericanos mediante con un préstamo a 10 años por 4.500 millones de euros y una línea de crédito a un año por 1.000 millones. "El resto hasta cubrir la totalidad del dividendo acordado (unos 850 millones de euros) se financiará mediante otros instrumentos de liquidez disponible de la Sociedad", ha señalado el grupo eléctrico.

Además, Endesa tiene previsto pagar un dividendo ordinario de 0,76 euros por acción con cargo a 2014, con un objetivo de crecimiento mínimo de este dividendo ordinario por acción (DPA) del 5% anual en 2015 y 2016. El consejo de Endesa aprobó el mes pasado la venta de Enersis a Enel por 8.250 millones de euros, así como la distribución de esta misma cuantía entre todos sus accionistas, encabezados por la propia eléctrica pública italiana. Ambas operaciones serán ratificadas en junta extraordinaria el próximo 21 de octubre en Madrid.

En la presentación con motivo de su día del inversor en Londres, Endesa dijo que espera que su resultado bruto de explotación (ebitda) alcance los 2.900 millones euros en 2014, la misma cifra en 2015, y que suba hasta los 3.100 millones en 2016. Esta magnitud contrasta con los 6.720 millones de ebitda que obtuvo en 2013, año en el que más de la mitad del resultado provino de Latinoamérica. En cuanto al beneficio neto, el grupo no dio una estimación para el año en curso, mientras que prevé una suma de unos 1.000 millones de euros en 2015 y de 1.100 millones en 2016, frente a los 1.879 millones que ganó el año pasado, cuando el resultado cayó un 8% por los recortes de la reforma energética en España.

En cuanto al proceso soberanista en Catalunya, región que representa alrededor del 40% del negocio español de Endesa, su presidente dijo que la actual situación no está afectando a la compañía. "No creo que ninguno de los riesgos políticos que están aconteciendo nos estén realmente afectando ahora gracias a nuestras relaciones con los gobiernos locales", dijo Prado ante analistas en Londres. "Nos encontramos cómodos tal y como estamos en Catalunya".

Sobre la posibilidad de que la matriz Enel finalmente decida incrementar el capital flotante de Endesa vendiendo una parte en el mercado, Prado recordó que el principal accionista contempla distintas alternativas y que una oferta pública de venta es una de ellas. El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, dijo a principios de mes que el grupo italiano tomará una decisión en noviembre y que había dos opciones sobre la mesa: vender acciones en el mercado o sacar de bolsa el grupo y luego vender tramos a inversores institucionales.