Publicado: 06.11.2014 20:48 |Actualizado: 06.11.2014 20:48

Enel captará 3.135 millones con la venta del 22% de Endesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El accionista de referencia de Endesa, la eléctrica de capital público italiano Enel, obtendrá unos 3.135 millones de euros con la colocación de hasta el 21,92% de la eléctrica española, según el precio máximo que ha fijado para el tramo minorista de la operación. En el folleto de la oferta pública de venta registrado el jueves en el supervisor bursátil CNMV, Endesa ha fijado el precio máximo minorista en 15,535 euros por acción, lo que representa una prima del 6% respecto al cierre del jueves en 14,665 euros.

Al precio máximo, la operación, con la que Enel busca reducir deuda, valorara la totalidad de Endesa en alrededor de 20.660 millones de euros.

Enel posee actualmente el 92 por ciento de Endesa, por lo que podría reducir hasta el 70 por ciento su participación. El 15% de la oferta está reservado para el tramo minorista, quedando el 85% restante en manos de inversores cualificados. El grupo se reserva el derecho de modificar los tramos de modo que podría colocar hasta el 30 por ciento entre minoristas. La opción de sobresuscripción o greenshoe de los bancos colocadores (Banco Santander, BBVA, Credit Suisse y JP Morgan) es de entre 23 y 30 millones de títulos.

El grupo se ha comprometido a pagar en dividendos el 84,5% de sus beneficios en 2015 y el 80,6% en 2016.

El periodo de prospección de la demanda (bookbuilding) se realizará entre el 13 y el 20 de noviembre, cuando se fijará el precio final de la operación. La oferta, la mayor de este tipo en España en lo que va de año, se liquidará el día 26 de noviembre.

La multimillonaria adquisición de Endesa por Enel en el año 2008 fue una operación transformadora que convirtió a la eléctrica controlada por el Estado italiano en uno de los grandes jugadores del sector en Europa de la noche a la mañana, con 61 millones de clientes en todo el mundo. Pero con los bajos precios de la electricidad, la débil demanda y el boom de las energías renovables, Enel desvió su atención hacia mercados emergentes y tecnologías verdes para fomentar el crecimiento.

Enel trata de vender activos por más de 4.000 millones de euros este año para reducir su deuda a unos 37.000 millones de euros para finales de 2014, con lo que busca además mantener su rating en la categoría de grado de inversión (cuando se consideran adecuadas las emisiones de deuda que hace una entidad frente a su capacidad de pago). Enel también ha puesto en venta activos en Eslovaquia y Rumanía, para los que espera ofertas vinculantes a finales de este mes. Sin embargo, analistas ven la colocación de Endesa más fácil de completar que estas desinversiones en Eslovaquia y Rumanía, que necesitarían de aprobación pública.