Público
Público

Enfermedad arterial de miembros inferiores no suele detectarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Megan Brooks

Muchos adultos podrían tenerun problema de salud peligroso y no saberlo.

La condición, llamada enfermedad arterial periférica (EAP),se produce cuando las arterias de las piernas se angostan otaponan con depósitos grasos, lo que reduce el flujo sanguíneohacia las extremidades inferiores. La EAP afecta a alrededor de8 millones de personas, sólo en Estados Unidos.

Se trata de una dolencia tan grave como la enfermedadcardíaca, señaló el doctor Ross Tsuyuki, de la University ofAlberta en Canadá, durante una entrevista con Reuters Health,"pero, en general, esta sub-reconocida por el público y pornuestro sistema de atención médica".

En 10 farmacias del centro y norte de Alberta, Tsuyuki ysus colegas pusieron a cinco estudiantes de Farmacia acontrolar la EAP en 362 adultos de más de 50 años. Elprocedimiento de chequeo, que es muy sencillo, compara lapresión sanguínea en la pierna con la del brazo.

Diecisiete personas que fueron controladas, alrededor del 5por ciento, presentaban EAP. Y lo más importante es que el 80por ciento de los pacientes detectados desconocía que tenía esacondición peligrosa, dijo Tsuyuki.

"La EAP es un factor de riesgo muy fuerte de malosresultados, como la enfermedad cardíaca, el accidentecerebrovascular (ACV) y la amputación de miembros inferiores",señaló el autor.

"Les informamos lo que hallamos y los seguimos y la mayoríade ellos concurrió a su médico clínico en busca detratamiento", dijo Tsuyuki. La terapia incluiría aspirina uotros anticoagulantes y un control agresivo del colesterol.

Aunque Estados Unidos no recomienda el control de rutina dela EAP, Tsuyuki cree que vale la pena evaluar a las personas enalto riesgo de desarrollar la condición. "Eso incluiría a laspersonas que ya tienen enfermedad cardíaca y las que sufrieronun ACV. Ellos tendrían la prioridad", añadió el experto.

"En segundo lugar, estarían las personas de mediana edad ymás que corren riesgo de enfermedad cardíaca y ACV, comoaquellas con hipertensión, diabetes y colesterol elevado",manifestó Tsuyuki.

El investigador publicó los resultados obtenidos con suequipo en el Congreso Cardiovascular Canadiense 2009.

Si bien la EAP no tendría síntomas, suelen presentarsealgunas señales de alerta, como el dolor en las piernas duranteel ejercicio, heridas abiertas en las extremidades inferioresque no se curan, sensación de frío o entumecimientos en una oambas piernas y dolor en los dedos durante la noche.

Los fumadores corren más riesgo de padecer la condición, aligual que las personas con diabetes, presión alta, colesterolelevado y enfermedad cardíaca.