Público
Público

Enfermedad inflamatoria intestinal estaría ligada a la depresión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Will Boggs

Las tasas de depresión, yquizás algunos tipos de trastornos de ansiedad, aumentan en laspersonas con alguna enfermedad inflamatoria intestinal (EII),informó un equipo de investigadores en Canadá.

La EII está compuesta por un conjunto de alteraciones, comola enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

"Existe una incidencia relativamente alta de ansiedad yalteraciones del ánimo en los pacientes con EII", dijo aReuters Health el doctor Charles N. Bernstein, de la Universityof Manitoba, en Winnipeg.

"Esto debe tratarse en los pacientes con la misma atenciónque la artritis o las erupciones cutáneas", añadió.

El equipo dirigido por Bernstein evaluó en el ensayoclínico Manitoba IBD Cohort Study las tasas de ansiedad y lasalteraciones del ánimo en 351 pacientes con EII, a los quecomparó con 779 personas con las mismas características yentrevistadas en la misma región y con la población general enEstados Unidos y Nueva Zelanda.

A diferencia de la población general, los pacientes con EIItenían altas tasas de pánico, ansiedad generalizada, trastornoobsesivo compulsivo y depresión grave, publicó el equipo enAmerican Journal of Gastroenterology.

Por otro lado, los pacientes con EII eran menos propensos atener trastorno de ansiedad social o trastorno bipolar que lapoblación general.

Al compararlos con la población regional, los pacientes conEII tenían tasas similares de ansiedad, pero casi dos veces másaltas de depresión grave.

"Casi un tercio de las personas con trastorno de ansiedad odel ánimo habían empezado a sufrirlo en el momento de recibirel diagnóstico de EII", dijo Bernstein.

Excepto el trastorno de ansiedad social, el resto de losproblemas de ansiedad y del ánimo estuvo asociado con unacalidad de vida significativamente menor, explicó el equipo.

"Seguimos explorando la interacción entre la ansiedad, lostrastornos del ánimo y el estrés y el efecto que tienen sobrela incidencia de las EII y los brotes una vez diagnosticada laEII", dijo Bernstein.

"Vamos a explorar el efecto de las EII sobre la saludpsiquiátrica de los pacientes", agregó el autor.

FUENTE: American Journal of Gastroenterology, agosto del2008