Público
Público

Enfermedad vascular estaría asociada con la esclerosis múltiple

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Una revisión de estudiospublicados concluye que podría existir una relación entre laesclerosis múltiple (EM) y el estrechamiento de las venas de lacabeza y el cuello, aunque se necesitan más estudios paraconfirmarlo.

La revisión, financiada por los Institutos Canadienses deInvestigación en Salud, es la última evidencia que se suma a undebate que llevó a algunos pacientes con EM a solicitartratamientos riesgosos para la enfermedad vascular, mientrasque los investigadores demandan más información para determinarno sólo si causa o no EM, sino también si existe.

"De algún modo, el mensaje es un poco frustrante", dijo eldoctor Andreas Laupacis, autor principal del estudio y médicodel Hospital St. Michael, en Toronto. "Hay alguna evidencia deque algo existe, pero aún no sabemos de qué se trata", añadió.

Los autores fueron muy cuidadosos al hablar porque sólohallaron ocho estudios sobre cuán común es en las personas cono sin EM la enfermedad conocida como insuficiencia venosacerebroespinal crónica o CCSVI, por sus siglas en inglés.

UNA RELACION CUESTIONADA

En el 2009, un equipo de Italia propuso por primera vez quela EM podría ocurrir por cambios vasculares. El equipo deldoctor Paolo Zamboni había hallado signos de CCSVI en cadapaciente con EM estudiado por ultrasonido, pero en ningunapersona sin EM.

Pero, desde entonces, otros equipos no pudieron probar larelación entre la EM y CCSVI de manera tan convincente.

Entonces, el equipo de Laupacis analizó ocho estudios,incluido el de Zamboni, que habían comparado la frecuencia deCCSVI en personas con y sin EM. En esos estudios habíanparticipado entre 10 y 310 pacientes con EM y una cantidadsimilar de personas sanas (grupos de control).

El equipo halló que los pacientes con EM eran realmente máspropensos a tener el estrechamiento de los vasos (13 veces máspropensos) que las personas sin EM. Al eliminar del análisis elestudio de Zamboni, los siete estudios restantes mostraron queCCSVI era casi cinco veces más común en personas con EM que sinesa enfermedad.

¿PODRIA HABER SESGOS?

Es posible, según comentaron los autores, que losinvestigadores originales hayan tenido algún sesgo inconscienteal diagnosticar CCSVI si, por ejemplo, conocían a quéparticipante pertenecían los estudios por ultrasonido.

Laupacis consideró que se están haciendo más estudios paraexplicar la relación entre la CCSVI y la EM.

Aún cuando el estrechamiento vascular fuera más común enpersonas con EM, eso no significaría que el procedimiento paraexpandir esos vasos, llamado cirugía de liberación, podríacurar también los síntomas de EM. Esa cirugía puede causarhemorragia e infección.

"El hecho de que (la CCSVI) sea más común en personas conEM, permitiría concluir que causa EM. Significaría también quees una consecuencia de la EM", dijo Laupacis.

"Esas son las próximas preguntas claves a responder",señaló el doctor Robert Fox, de la Clínica Cleveland y autor deun comentario sobre el estudio publicado en Canadian MedicalAssociation Journal.

"Si los pacientes con EM tienen riesgo de desarrollarCCSVI, ¿qué podemos hacer con esa información?", cuestionó.

Laupacis y Fox trabajaron como consultores de la industriao recibieron fondos para investigar de empresas que producenfármacos para la EM.

FUENTE: Canadian Medical Association Journal, online 3 deoctubre del 2011