Público
Público

Las enfermedades de la tiroides suelen acompañar a la celiaquía

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:

Las personas celíacas, quepadecen un problema digestivo frecuente que le impide alorganismo disolver y absorber una proteína del trigo, tienenmucho más riesgo de desarrollar trastornos de tiroides,concluyeron investigadores en Suecia.

La tiroides es una glándula en el cuello con forma demariposa que produce hormonas reguladoras del metabolismocorporal. Los trastornos más comunes son el hipotiroidismo, elhipertiroidismo y la tiroiditis.

El hipotiroidismo reduce la actividad glandular, lo queproduce fatiga, sensibilidad al frío, piel seca y aumento depeso.

En cambio, el hipertiroidismo aumenta la actividad de laglándula, lo que provoca sudor excesivo, intolerancia al calory nerviosismo. Sin embargo, los casos leves de hipo ohipertiroidismo no producen síntomas. La tiroiditis es lainflamación de la glándula tiroides.

El equipo del doctor Peter Elfstrom, del HospitalUniversitario Orebro, usó datos de los registros nacionalessuecos para estudiar el riesgo a largo plazo de trastorno detiroides en más de 14.000 personas con enfermedad celíacadiagnosticada entre 1964 y el 2003.

Los investigadores también estudiaron a unas 68.000personas de la misma edad y género sin celiaquía.

Los autores hallaron que las personas celíacas corríancuatro veces más riesgo de desarrollar hipotiroidismo, tres másde padecer hipertiroidismo y 3,6 veces más de tenertiroiditis.

También se registró un aumento estadísticamentesignificativo del riesgo de padecer enfermedad celíaca enpersonas con hipotiroidismo, hipertiroidismo y tiroiditis.

"La relación se registró en todos los estratos (hombres,mujeres, niños y adultos) y no disminuyó tras ajustar factoresque podían causar confusión, como la diabetes mellitus",escribió el equipo en Journal of Clinical Endocrinology andMetabolism.

"La asociación positiva entre la enfermedad celíaca y latiroidea se atribuiría a trastornos genéticos o inmunológicoscompartidos", afirmaron los autores.

FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism,octubre del 2008