Público
Público

La enfermera que atendió a Rayan debió negarse a trabajar en neonatos, según Consejo de Enfermería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La enfermera que atendió a Rayan el día de su muerte, y que por error administró al bebé un preparado lácteo por vía venosa, debió de negarse a trabajar en la unidad de neonatología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y a alimentar al niño.

Esta es una de las principales conclusiones del informe que sobre la muerte de Rayan ha realizado el Consejo General de Enfermería, que ha subrayado además que esta enfermera carecía de la capacitación suficiente para estar en esa unidad.

El Consejo también ha denunciado que el hospital contravino una orden de la Comunidad de Madrid que establece que el personal de las unidades de "atención avanzada" como la de neonatología debe tener una capacitación adecuada para esa función.